LA IGLESIA DE LA WEB
IglesiaDeLaWeb@yahoo.com

Pueblo SANTO

IMC

PRESENTA 


EL PUEBLO SANTO
 
 
 
 
Desde Adán hasta Pentecostés, Jesucristo siempre estuvo con su pueblo, dirigiéndolo en todo. Son numerosos los pasajes bíblicos que nos enseñan esta verdad. En algunos casos estuvo EN ellos, como por ejemplo en Noé, 1.Ped.3:19,20; en los profetas, 1.Ped.1:10,11; 2.Ped.1:21; y así tenemos bien marcada su presencia en el A.T. Ahora bien; llegado el tiempo, nos dice el apóstol Pablo, "Dios envió a su Hijo, nacido de mujer" Gal.4:4; ósea que, "Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros" Jn.1:14. Nuevamente el apóstol Pablo nos agrega que "Se despojo a si mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres" Fil.2:7, es decir se despojo de su gloria, por un poco de tiempo fue "menor que los ángeles" Heb.2:7-9; participando de la misma naturaleza que nosotros exceptuando al pecado Heb.2:14. A todo este tiempo se le llama: "los días de su carne" Heb.5:7; que es el tiempo que nos relata los evangelio hasta que fue alzado arriba. Esta encarnación del Verbo es la que nos trajo un "camino nuevo y vivo" y que nos permite estar ante la presencia misma de Dios Heb.10:19,20. Ahora bien, notemos que no solo dice un "camino nuevo", sino "nuevo y vivo".
 
Pero... ¿que quiere decir todo esto? En principio y en forma sencilla y bíblica: Ya no un El allá y nosotros aquí. Ya no El por un lado y nosotros por el otro, ya no una guía externa y una comunión externa, como por ejemplo, no EL con nosotros, sino ELen nosotros Jn.14:17,18; "Cristo en vosotros la esperanza de gloria" Col.1:27; ¿Que mas?   "Cristo vuestra vida" Col.3:4. Parte de su naturaleza, de EL mismo 2.Ped.1:4; ya que somos Su Cuerpo Ef.1:22,23; Col.1:18, por medio del cual El continúa su obra aquí en la tierra. Toda una experiencia nueva, muy diferente a todo lo maravilloso conocido por la historia del pueblo de Dios. Aquello que fue tan glorioso, solo es "sombra" de todo este presente que es la realidad de todo Col.2:16,17; Heb.10:1. Pero esta realidad que aunque es presente a su vez es futura. Marchamos hacia ella, estando en ella. ¿Que quiero decir con esto? Que en todo hay un ya, pero todavía no, y ese ya es el que nos ayuda a crecer hasta llegar hasta el todavía no, la meta final. 
 
En Efesio 1: 13, 14 leemos: " EN EL TAMBIEN VOSOTROS, HABIENDO OIDO LA PALABRA DE VERDAD, EL EVANGELIO DE VUESTRA SALVACION, Y HABIENDO CREIDO EN EL, FUISTEIS SELLADOS CON EL ESPIRITU SANTO DE LA PROMESA, QUE ES LAS ARRAS DE NUESTRA HERENCIA HASTA LA REDENCION DE LA POSESION ADQUIRIDA, PARA ALABANZA DE SU GLORIA". Aquí podemos ver que la herencia es la plenitud de lo que en parte ya tenemos, y que aquí se le llama; "las arras", es decir, la primera parte, una pequeña garantía, de lo que recibiremos, por eso hablamos de un "ya", puesto que en el futuro próximo recibiremos la totalidad, la plenitud de la promesa. Todo este proceso, este "nuevo camino" lleno de vida, comenzó en Pentecostés cuando se cumple la "promesa del Padre", extensible a todo su verdadero pueblo. De allí en mas, ya no vemos una "nube" o una "llama de fuego", guiando al pueblo de Dios, ni mirando una serpiente de metal para no morir por los pecados, o brotando agua de una peña literal para calmar la sed. Ya tenemos la "realidad". Tampoco tenemos al Cristo de los "días de su carne" Heb.5:7; 2.Cor.5:16; su estado ya es otro Jn.17:5;. Podemos decir que ya no esta CON nosotros sino EN nosotros. Tal es la promesa que el nos hizo y que se cumple desde Pentecostés, vea Jn.14:3,15-18, 23,28; etc. Cristo en el mundo en la "persona" de Su Pueblo Ef.2:15,16; 3:6; etc., obrando  EN y a través de Su Pueblo. Este Pueblo consagrado totalmente a Cristo, y totalmente santificado, es no un pueblo con pensamientos dispares, sino un pueblo con la "mente de Cristo" 1.Cor.2:16, Cristo mismo desde Pentecostés hasta hoy, y así seguirá hasta su plena manifestación. Por eso leemos: que Cristo es la cabeza y la iglesia su cuerpo. Una sola persona y quien no responde a la cabeza, no es parte de este cuerpo. Esta enseñanza del Nuevo Testamento la podemos ver, entre otras cosas, en el relato de la conversión de Pablo en Hechos capitulo 9. Allí vemos como Sáulo se dirige a Damasco para apresar a cuantos miembros del pueblo de Cristo hallase pero se le presento el Señor y le dijo: "Sáulo, Sáulo, ¿porque me persigues? Yo soy Jesús quien tu persigues" Hech.9:4,5. Este pasaje es muy claro, y nos muestra que el verdadero pueblo de Dios es el caminar de Cristo en la tierra. Perseguir a su Pueblo, es perseguirlo a El, y en Mat.25:31-40, vemos que ayudar a Su Pueblo es ayudarlo a El. Jesús dijo: "El que a vosotros oye, a mi me oye" Luc.10:16, y agrega: " y el que a vosotros desecha a mi desecha, y el que me desecha a mi, desecha al que me envió". Aquí tenemos la perfecta unidad; Padre, Hijo-Iglesia, por lo cual oró Jesús, Jn.17:21-23. En Jn.13:20 tenemos estas palabras de Jesús: "De cierto, de cierto os digo: El que recibe al que yo enviare, me recibe a mi; y el que me recibe a mi, recibe al que me envió" vea también Mat.10:40; Marc.9:37; Luc.9:48; 10:16, etc. Por otro lado, en Isaias 49:3; el profeta en nombre del Señor dice: "Mi siervo eres, OH Israel, porque en ti me gloriaré". Pero cuando lo comparamos con Is.49:6; 42:6; Luc.2:32; Hech.26:23; 13:47; vemos que este "siervo", no es el Israel literal, sino Cristo - su Pueblo, que es su iglesia. Con esto en mente, a manera de introducción, por llamarla de alguna manera, podemos comenzar con nuestro estudio sobre "LOS SANTOS A TRAVEZ DE LOS SIGLOS" o también lo podríamos titular; "EL CRISTO DEL APOCALIPSIS".
 
Es muy importante tomar nota de lo siguiente; Los cuatro evangelios nos hablan del Cristo que tomo cuerpo y así anduvo entre los hombres. Pero Apocalipsis ya nos habla del Cristo caminando en la historia y en toda la tierra, ya no solamente en Palestina, personificado en su pueblo, padeciendo y recibiendo la glorificación, como si lo ocurrido hace 2000 años, fuese un tipo de algo mayor, la redención final. El mismo evangelio, teniendo a Jesucristo en presencia diferente, en estado diferente. Esto explica el porque el aposto Pablo le escribe a los colosenses lo siguiente: “Porque en EL habita corporalmente toda la plenitud de la divinidad" Col.2:9. Ahora, ¿porque el verbo "habita corporalmente" esta en presente si Cristo ya no estaba mas en cuerpo? El mismo apóstol en otra epístola nos enseña, que Dios a Cristo "lo dio por cabeza sobre todas las cosas a LA IGLESIA LA CUAL ES SU CUERPO, LA PLENITUD DE AQUEL QUE TODO LO LLENA EN TODO" o mejor traducción: "EN TODOS" Ef.1:22,23; por eso en esa misma carta a los Efesos les escribe: "y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que SEAIS LLENOS DE TODA LA PLENITUD DE DIOS". Efes.3:19. Estos pasajes bíblicos justamente nos están enseñando en forma muy clara, que la iglesia, que es cuerpo de Cristo caminando en la historia es santa, con una tarea clara y especifica: predicar, preparar discípulos para el reino. De allí que EL, Cristo, se "presentara a si mismo una iglesia gloriosa, que no tuviere mancha, ni arruga, ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha" Efesios 5:26,27.
 
Está claro, que cuando hablo de iglesia de Cristo, no me estoy refiriendo para nada a todo este sistema denominacional divididos en mil pedazos que conocemos hoy. NO. Hablo de hombres y mujeres unidos perfectamente a la cabeza que es Cristo, en todo lugar del mundo donde estos verdaderos se encuentren. El cuerpo de Cristo es un cuerpo de creyentes que llevan las marcas de los clavos de Cristo en sus manos y en sus pies. No manos manejando grandes riquezas como lo hacen los mercaderes de la Palabra a cuyos movimientos le llaman "avivamiento del Espiritu Santo", que en definitiva reúnen personas llenas de orgullos, egoísmos, vanagloria, envidias, rencillosas, chismosas, ladrones, etc., etc., y con rótulos como este en el frente de sus edificios: "Iglesia...De Santidad" u otro epíteto. Encontramos a sus miembros en su mayoría testificando lo que solo en ellos son simples slogan "Cristo es mi Señor y Salvador" o cosas como estas, que en sus labios solos les sirven para su propio juicio. Este tipo de "iglesias" en Apocalipsis son llamadas cuerpos de Satanás, Babilonia, como veremos más adelante. La verdadera iglesia del Señor es un pueblo, pero formando un solo cuerpo, el de Cristo.
          
AHORA MIRANDOLO DESDE APOCALIPSIS
 
Ya en el versículo 1 leemos: “LA REVELACION DE JESUCRISTO.....PARA DAR A CONOCER A SUS SIERVOS". De aquí ya podemos ver que la unidad Padre-Hijo, se extiende a sus "siervos". Jesús nos enseña lo que el Padre le enseño, y como enseñarlo Jn.12:49. Jesús hace con nosotros lo mismo que el Padre hizo con EL. Estos "siervos" con sus distintos ministerios, son las manos, los pies, la boca, etc., de Cristo. Sus ojos, sus oídos, vea 1.Cor.12:13-20,12. Estos "siervos", así como Cristo, no son de este mundo, y están sentados a la "diestra de Dios" juntos con Cristo, y están en la "diestra de Cristo", actuando bajo su autoridad, Apoc.1:16; Is.49:16; vea Jn.17:14,16; y como Cristo, enviados a predicar Jn.17:18. En la epístola a los "efesios" Cáp.1:20; leemos: "la cual opero en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales" y en Ef.2:6, agrega: "Y juntamente con El (con Cristo) nos resucito y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús" vea también Apoc.14:1; donde tenemos el mismo sentido, y aquí en la tierra, pero siendo una unidad espiritual con el cielo. Todo el cuerpo, Cabeza, Cristo, su pueblo, el Cuerpo, ambos sentados a la "diestra de Dios", y en un estado presente. Aquí y ahora. Así como Cristo fue glorificado, también lo fue este pueblo Rom.8:30. Una copia exacta de Cristo en el sentido de participar en sus padecimientos, ya que son participes de su reino, Fil.1:29; 2.Tim.2:11,12; Rom.8:17; etc. En Apoc.1:13; el apóstol Juan ve al "Hijo del Hombre", vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro" Todo este simbolismo nos presenta a Jesucristo como Rey, Sacerdote, y Juez. Así también se presenta a sus "siervos", la verdadera iglesia vea Apoc.15:6, la cual es su prolongación, lo visible del Señor. En Apoc.12:5; tenemos a una mujer que da a luz un hijo. Este hijo, en principio es Jesucristo, pero en su cumplimiento final y definitivo, es un gran pueblo, Su Pueblo. En Dan.7:13,14; vemos a Jesucristo tomando del Padre, el Reino, el gobierno sobre la tierra. En ese mismo capitulo Dan.7:27; ese Reino, el gobierno, lo reciben "los santos del Altísimo". Y lo asombroso es, que cuando cotejamos Dan.7:13,14; con Dan.7:18, 22,27, vemos que la toma del Reino por parte del "Hijo del Hombre" es el símbolo de lo que se explica luego, de la toma del reino por parte de "los santos del Altísimo" y este como el Reino de Dios y de Cristo, Ef.5:5. Este pueblo es un cuerpo, un cuerpo bien compacto y mundial. No muy visible, porque es un pueblo del "desierto", de "extranjeros y peregrinos en este mundo", y aparentemente "desvastado y arruinado" Heb.11:13,9,10,14-16; Jn.17:16; Isaias 49:19; un Pueblo de que lo único que sabemos es el resultado final, es decir, que lo formarán "una gran multitud que nadie podía contar" Apoc.7:9; Is.49:18-22; vea también: Is.19:18-25; etc. Hoy por hoy este pueblo, como ayer Jesús, totalmente ignorado por las mayorías religiosas con el cual creen identificarse, no obstante, así como ayer Jesús, trayendo luz y salvación. Así fue en toda la historia( en estos 2000 años) y no cambiará, todo lo contrario, este pueblo tendrá que padecer como Cristo padeció; y morir como Cristo murió, y resucitar como Cristo resucitó, vea Oseas 6:1,2; profecía que primero se cumple en Cristo 1.Cor.15:4; y luego se extiende a todo el verdadero pueblo, Apoc.11:9,11; 12:10,11; y en Apocalipsis a este pueblo lo vemos caminar, y guiado en este peregrinar por Cristo a través de sus profecías, de la "REVELACIÓN", Apoc.1:1. Desde Pentecostés hasta el Reino en Su Plenitud. Por Apoc.14:4; sabemos que este cuerpo, este pueblo, está formado por aquellos que "siguen al Cordero por donde quiera que va", como no podía ser de otra manera tratándose del Cuerpo del mismo Cristo, y como en los días apostólicos y en el resto de la historia, es solo un "remanente", pues es un pueblo llamado para que esté en torno al Señor Marc.3:13,14; Jn.12:26; 1.Ped.2:21; Mat.19:27,28; Luc.22:28,29; Rom.11:1-5,7; Rom.9:27; solo al "remanente" se lo llama pueblo de Dios, vea Jer.31:7; también Apoc.12:17; etc.(ampliaremos). Así se desprende claramente que la verdadera iglesia, cuerpo de Cristo es un cuerpo de verdaderos santos, hombres y mujeres nacidos de lo "alto", tienen la nueva naturaleza, la divina, y por consiguiente el fruto de ella, el del Espiritu Gal.5:22-25; y el fruto del servicio Jn.15:16; Mat.28:19,20; 1.Cor.15:58; etc, etc. Los mensajes a las iglesias, son una prueba irrefutable de lo que vengo diciendo. Vea por ejemplo, Apoc.2:1-7.
Aquí tenemos una iglesia que trabajó arduamente y había tenido gran paciencia y disciplina para con los malos, probaba a los que llegaban a ellos como apóstoles, y rechazaban automáticamente a los que no lo eran, a los falsos. Todo lo hacían por "amor a Mi nombre" dijo Jesús, de allí que tenían fuerzas como para no "desmayar". En principio tenemos la característica de la verdadera Iglesia, vea los vers.1-3,6. Pero ¿que pasó luego? vers.4, dejo el "primer amor" que les hizo dejar las primeras obras, el amor a Cristo. Por tanto las obras actuales no tenían ninguna validez, muy a pesar de algún encomio (vers.6.) Tenían que volver nuevamente a las "primeras obras" "por amor a Mi Nombre", caso contrario, "quitaré el candelero de su lugar"vers.5. ¿Que significa esto? Según Apoc.1:20; "candelero" significa, Iglesia. Lo que aquí significaría que dejarían de ser su iglesia. El mensaje que tenemos aquí nosotros es muy claro. Donde no existen estas características, no existe iglesia de Cristo, por eso leemos: "Recuerda, por tanto de donde has caído, y arrepiéntete y haz las primeras obras, pues sino vendré a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieses arrepentido" vers.5. No hace falta por ahora, lo haré luego, de mostrar a que era corresponde este mensaje, pero sí mostrar que un sistema lleno de denominaciones con doctrinas diferentes y donde el amor a Cristo es solo de labios, no existe pueblo de Dios, cuerpo de Cristo. O se tiene características santas o no es iglesia. La gracia del Señor no obró nunca como muchos piensan, dejando sin juzgar el pecado, "mirando para otro lado, pues después de todo, son mis hijos" NO. Escudriñe usted mismo los mensajes. O Santos o fuera. Ósea que, en Apocalipsis no se presenta como tolerada por Dios, una iglesia como suya, que no sea "sin mancha ni arrugas". Y esto es así, a lo largo de toda la historia, por más que la iglesia nominal siempre haya tenido tendencias hacia el mundo, del cual siempre fue invadida y sin resistencia. El verdadero pueblo de Dios, siempre tuvo que vivir santo, sencillamente porque esa es su naturaleza. En Efes.5:26,27; leemos que: "...Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiendola purificado en ellavamiento del agua, por la palabra, a fin de presentarsela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sinó que fuese santa y sin mancha." Pero, este estado ¿lo tendrá al tiempo de su venida? NO. Aquí dice que Él ya la santificó y la lavó. ¿Es solo la iglesia de los últimos días la que Él se presenta a sí mismo? NO. La iglesia de todos los tiempos. La iglesia siempre, permanentemente tiene que tener estas características, no puede ser de otra manera. Él ya la lavó, la santificó y la purificó, para así, presentársela a sí mismo "santa y sin mancha" Ef.5:26,27, vea también 1.Cor.1:30; 6:11; 1.Jn.4:17; etc. Y en Apocalipsis principalmente se nos presenta un pueblo con estas características. Esta es otra de las razones por lo que Satanás no quiere que Apocalipsis se enseñe en las iglesias, para que el verdadero hijo de Dios no descubra que todo este sistema religioso que usa el nombre de Jesús es solo una caricatura, una burla ideada por el mismo diablo. No existe un sistema eclesiástico como lo conocemos hoy nosotros, llamado iglesia de Cristo en el libro de la "Revelación de Jesucristo"(Apocalipsis) El mensaje a las 7 iglesias lo muestra, mas el pueblo que se nos presenta luchando contra un sistema religioso al cual vence, como veremos en el resto de este estudio, es un pueblo con características santas. 
 
Pero volvamos ahora a la iglesia de Efeso, Apoc.2:1-7. En cuanto al tiempo histórico representado por esta iglesia, puedo decir que corresponde aproximadamente, desde el año 30 - 100. Pero, ¿como era esta iglesia? Veamos por ejemplo su comienzo. Pentecostés: Jesús antes de su muerte le promete a sus discípulos lo siguiente: "No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí....vendré otra vez" Jn.14:1-3. Este término tiene un cumplimiento inmediato, y otro futuro, cuando esas moradas estén definitivamente preparadas. Pero por ahora, lo que nos interesa es el cumplimiento inmediato señalizado por los vers.17, 18, 23,28, y que tiene su principio de cumplimiento en Pentecostés vers.15-18. En Pentecostés, ese "otro consolador" prometido por Jesús, "viene". Poco cuesta descubrir, que este "otro" es el mismo Jesús en Espiritu, cumpliendo su promesa de"vendre otra vez" "para estar para siempre" con su pueblo, vea por Ej. Jn.14:16-18; donde el "otro Consolador" es el "Espiritu de Verdad" que estaba con los discípulos y que estaría EN ellos, ¿quien era?; Jesucristo, y lo reafirma el vers.18, cuando leemos que Jesús dice: "No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros". Vea también Mat.28:20; allí leemos: "He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo." vea también estos otros textos bíblicos: Rom.8:9,10; 2.Cor.3:17; Fil.1:19; Gal.4:6; Hech.16:6,7; en el original griego y en buenas traducciones. El Espiritu de Cristo que estaba en los profetas en 1.Ped.1:10,11; es el Espiritu Santo en 2.Ped.1:21; etc. 
En Apocalipsis es muy claro que Jesucristo es el Espiritu Santo, exhortando y dirigiendo a la iglesia; vea y compare algunos ejemplos: Apoc.2:1; comp. Con Apoc.2:7. Apoc.2:8; con vers. 14. Apoc.2:12; con el vers.17. Apoc.2:18; con el vers.29. Apoc.3:1; con vers.6. Apoc.3:7; con vers.13. Apoc.3:14; con vers.22. Vea también Apoc.22:17, etc. 
Todos estos ejemplos son muy importantes que los estudiemos para la perfecta comprensión del tema. En su primer cumplimiento de la promesa "vendré otra vez", Jesús ya vino a vivir "para siempre" Jn.14:16 con nosotros, con su pueblo. Por eso leemos: “Pero el que se une al Señor, un Espiritu es con él" 1.Cor.6:17. Jesucristo y por decirlo de alguna manera, se hace carne en su iglesia. Y así fue en Pentecostés, vino y se incorporó en su pueblo e incorporo un pueblo a él y a su Padre, ellos fueron totalmente transformados. De personas fanáticas religiosas, orgullosas y egoístas, en un pueblo que sin mediar tiempo, sino inmediatamente, pasaron a ser de una sola alma y de un solo corazón, Hech.4:32. ¿Cuando pasó eso?; cuando escucharon el evangelio, se arrepintieron y se convirtieron al Señor, sus pecados fueron perdonados y se pusieron bajo el señorío de Cristo, recibieron Su naturaleza, Hech.2:37,38; 3:11-20; vea también Ef.1:13,14. Experimentaron el poder del evangelio en sus vidas, y claro, los resultados estuvieron rápidamente a la vista. De allí en mas, ¿Como fue la vida de la comunidad? Nos dice el relato bíblico: "Perseveraban en la doctrina de los apóstol, en la comunión unos con otro, en el partimiento de pan, y en las oraciones." Hech.2:42; en el versículo 44 leemos: "Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas" y en el vers. 45 "Y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno" "Y perseverando unánimes cada DIA en el templo, y partido el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón." "Alabando a Dios...” y agrega: "Y el Señor (no las maniobras evangelisticas) añadía cada DIA a la iglesia los que habían de ser salvos" Lectura total de Hech.2:40-47; y vea Hech.4:32. Así debía ser la transformación individual y colectiva de la iglesia en todos los tiempos, una constante, porque esa experiencia no era solo para aquel entonces, sino: "...para cuantos el Señor nuestro Dios llamare" Hech.2:39. Note el énfasis en lo que era la comunidad, esta era la característica y no las lenguas desconocidas y las profecías y las sanidades. Se despojaban, dejaban lo material, no se reunían para pedírselas al Señor, no buscaban lo material, se despojaban de ello. Pero la esencia era el amor verdadero y fraterno no fingido. De esta manera el Señor unía uno a otro a Su Cuerpo 1.Cor.12:12. Así es el Cuerpo de Cristo, y lo que no responde a estas características, no es cuerpo del Señor. Por eso Efeso, el nombre que representa a todas las iglesias de Efeso, vea Apoc.2:7, es decir a las cientos de casas de familias donde se reunían los creyentes, podía tener las características espirituales que Jesús encomia, y el abandono de estas significaba el dejar de ser iglesia. Por eso el llamado de Jesús al arrepentimiento... Esta iglesia respondió al llamado de Jesús y pudo soportar fiel al Señor, las terribles persecuciones que sufrió desde el principio, las que se agregaron, después de la de los judíos, las persecuciones de los romanos, desde el año 64 - 312 DC. y luego, cuando cesaron los romanos, cargaron contra la iglesia los Medos-Persas, pensando que la iglesia se había unido a Roma, su enemigo de siempre. Estas fueron peores aún. Por eso, cuando en Apocalipsis vemos una iglesia que vence, es una iglesia totalmente consagrada y santificada y con aquella misma característica de aquella de Pentecostés. En Apoc.2:8-11; tenemos el resultado de haber escuchado a Jesús por parte de Efeso y que da como resultado la iglesia de Esmirna, que en el trasfondo histórico cubre la etapa siguiente a Efeso.
La iglesia de Esmirna, fue totalmente económicamente empobrecida por su fidelidad al Señor al expropiárseles todo sus bienes por parte del imperio romano, no podían tener ninguna propiedad a no ser que renegaran de Cristo y rindiesen culto al emperador. Las persecuciones fueron muy extensa, mas de 200 años, conocidas por las diez persecuciones y lo peor de todas las sufridas en los últimos diez años entre el emperador Decio y Diocleciano 302-312. Justo "diez días" como indicaba las palabras del Señor, el cual dirigía a Su pueblo a través de Su Revelación, la que comúnmente llaman Apocalipsis. Al ver la fidelidad de estas congregaciones; ¿no pensamos acaso en un pueblo totalmente santificado, revelación del mismo Cristo?
 
Después de estas persecuciones, la iglesia verdadera tuvo que soportar otro ataque peor, ya que se ponía en juego, la vida espiritual. Comenzaba un proceso de paganización, un ataque al evangelio, a la santidad de su mensaje, a lo cual solo unos pocos permanecieron fieles, pero ¿que características tenían estos pocos? "..pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aún en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros...” Apoc. 2:13. Vea como sigue en el transcurso de la historia de la iglesia nominal, Apoc. 2:24; 3:4; y note que solo los que vencieren, los que "no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas." y el vers. 5 agrega " El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida,...." y así podemos analizar los mensajes de Cristo a las iglesias para toda la historia y la pureza y la santidad es el punto distintivo de la verdadera iglesia del Señor, donde nadie sin estas condiciones puede llamarse cuerpo de Cristo, pueblo de Dios etc. Observe las palabras de Jesús para la iglesia de los últimos tiempos, la de la última generación, para la iglesia nominal actual, y su exhortación Apoc. 3: 14-22. Solo los que tengan una íntima comunión con Cristo, que hayan nacido de lo alto, entrarán en el reino de Dios Jn.3:3-8; Luc.24: 49; Hech. 2:1-36; vea los resultados que debe producir, sea colectivo o individual Hech.2:37-47;   9:1-6, 19, 20, etc. 1. Jn. 3:14,16; 1.Jn. 2:1; Rom.6:2, 22; etc. Este resultado se debe ver en toda la historia de la iglesia vea Hech. 2: 39, desde su nacimiento hasta la "manifestación de Nuestro Señor Jesucristo", aún en tiempo de peor apostasía de la iglesia nominal como los descritos en la ultima parte de la profecía de Joel, citada en Pentecostés Joel 2: 29-32; Hech. 2: 18-21; vea también Apoc. 11: 3, 10; recuerde que estos "dos Testigo" es un pueblo, el cuerpo de Cristo, vea Apoc.11: 3,7, y compare con Apoc. 12: 17; Apoc. 13: 7; Apoc. 14: 12; etc.
 
Después del periodo de persecución al que aludía que había cesado con Constantino y comenzado un periodo de paganización, nuevamente en el siglo VI, y por ley de Justiniano I, con su famoso "Código", comienza nuevamente las persecuciones contra los "herejes", es decir contra todos aquellos que se oponían a la "ortodoxia" según Justiniano, una ley, una iglesia verdadera, la que dependía del obispo de Roma. Los "herejes", claro esta, los fieles del Señor, que en el transcurso de mas de mil años de persecución fueron martirizados mas de 68.000.000 de cristianos verdaderos. Estas persecuciones fueron profetizadas en Apoc. 12: 6-17, y recién cesaron en el siglo XVIII, gracias a Dios, y por intervención indirecta del directorio de la Revolución Francesa, indirecta digo porque no tenían como fin defender a los creyentes, sino hacer de los estados papales una republica, la republica romana, año 1798.
Lo cierto es que ese periodo termino allí, pero demostró una vez mas de que la iglesia del Señor siempre es una iglesia que debe sufrir como Cristo, llevando siempre su vituperio. Pero también, siempre fuera del sistema religioso que solo nombra a Cristo estando lejos de El.
Hoy esa iglesia sigue creciendo pues es el cuerpo de Cristo, y esta formada por los que tienen la marca del Señor. ¿Cuál es la “marca” del Señor? Es mundial, no denominacional, tampoco ecuménica en el sentido hoy usado.Tiene la “marca” del Señor. Esa identificación, claro esta es su total santidad, nacida de un corazón realmente convertido a Cristo que espontaneamente, por naturaleza, obedece a Dios Apoc.14:1-5, 12; 12:17; 19:6,7; por eso leemos: “Pero el fundamento de Dios esta firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo”. 2.Tim.2:19. Esto es lo que hizo la verdadera iglesia a travez de los siglos.
 
Oscar F Raya Schneider(Director- Biblicas)



arroba

IglesiaMundialDeCristo@gmail.com


 

 





Comentarios hacia esta página:
Comentado por Tere( Tivlive2011yahoo.com ), 11-11-2020, 22:06 (UTC):
Ke hermoso ke esta los saludo con la paz del señor hnos...



Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis