LA IGLESIA DE LA WEB
IglesiaDeLaWeb@yahoo.com

Crucificados

IMC

PRESENTA A:
CRUCIFICADOS CON CRISTO




Crucificados con Cristo

 

 

 

 

Hoy estudiaremos Gálatas Capitulo 2 versículos 20, de su Biblia Reina Valera 1960, así dice:

 

Gál.2:20  Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

 

Usted podría pensar en si mismo y decir:

_“este pasaje yo ya lo conozco, ¿que podría aprender de nuevo en el?”

Yo le diría, si supiera que usted que Pienza en eso:

_ A reinterpretarlo de nuevo.

Tal vez usted sin decirlo podría pensar:

_ ¿Cómo reinterpretarlo?

 

Si usted ya leyó el estudio anterior a este “SOBRE LA LEY podrá serle mas sencillo comprender este pequeño comentario sobre Gálatas 2:20. También seria bueno que primero nos olvidemos de todo lo que hemos escuchado y aprendido sobre este pasaje.

Y de lo que no nos debemos olvidar es que el tema en la epístola que el apóstol Pablo le escribió a los Gálatas se trata sobre la fe la cual los Gálatas habían dejado por la justificarse en la ley mosaica, dentro de este contexto vamos a analizar este versículo bíblico.

 

Pablo dice acá que había sido bautizado en unión con la muerte de Cristo: Gal.2:20Con Cristo estoy juntamente crucificado”, esta haciendo referencia totalmente a la libertad que consiguió cuando murió para la ley vea:

 

Gál.2:19  Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios.

 

Entonces Pablo explica, que el muere a la ley por medio de la unión en la muerte con Cristo, lo mismo Pablo lo vuelve a decir a los romanos pero en plural (a todos) y con una más extensa aclaración del tema lea:

 

Rom.7:1  ¿Acaso ignoráis, hermanos  (pues hablo con los que conocen la ley), que la ley se enseñorea del hombre entre tanto que éste vive?

Rom.7:2  Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive; pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido.

Rom.7:3  Así que,  si en vida del marido se uniere a otro varón, será llamada adúltera; pero si su marido muriere, es libre de esa ley, de tal manera que si se uniere a otro marido, no será adúltera.

Rom.7:4  Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.

Rom.7:5  Porque mientras estábamos en la carne, las pasiones pecaminosas que eran por la ley obraban en nuestros miembros llevando fruto para muerte.

Rom.7:6  Pero ahora estamos libres de la ley,  por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos,  de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.

 

En el verso 4 leemos que dice en plural que han muerto a la ley, observe: “habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo,  para que seáis de otro,  del que resucitó de los muertos” Es decir, por medio del cuerpo muerto de él (Cristo). Aquí el apóstol deja su uso acostumbrado de “moristeis,” “para usar la frase más expresiva de “fuisteis muertos,” para patentizar qué quería decir “crucificados con Cristo”.

Es eso lo que quiso decir Pablo cuando digo: “Con Cristo estoy juntamente crucificado” haciendo alusión a su muerte para la ley mosaica, dejando entender que el es libre y nosotros a través de nuestra muerte con Cristo a la ley para vivir por la fe del hijo de Dios, esa es la gracia que no debemos desechar; Gal.2:21.

 

Y en colosenses vemos el acto de Cristo Jesús relacionado con esto, la muerte que anulo todos los decretos de la ley clavándola en el poste vertical:

 

Col 2:14  anulando el acta de los decretos que había contra nosotros,  que nos era contraria,  quitándola de en medio y clavándola en la cruz.

 

Yo supongo que ahora usted mi hermano si antes no tenia el poder para decir lo que digo Pablo en Gal.2:20 me imagino que ahora conociendo la verdad sobre la interpretación de este pasaje usted puede decir tranquilamente que: “Estoy crucificado con Cristo”, ya no vivo yo, mas Cristo vive en mi, y lo que vivo ahora en la carne, lo vivo en la fe del hijo de Dios.

Entréguele su vida al Señor en amor y santificación así como Cristo también lo hizo por nosotros, amen.


  IglesiaMundialDeCristo@yahoo.es

 

 

 

 

 

 

 








Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis