LA IGLESIA DE LA WEB
IglesiaDeLaWeb@yahoo.com

CRECER Espiritual

CRECIMIENTO  ESPIRITUAL

 

                  BIENAVENTURADOS  LOS POBRES

 

 

    LUCAS.18: 24-25. ¡Cuan difícilmente entraran en el reino de Dios los que tienen riquezas! Porque es mas fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.

 

      El pensamiento que había entre los judíos, era que el rico tenia un favor especial , de parte de Dios, y ser pobre, era falta de fe, y hallarse alejado , y aun mas desaprobado de la bendición de Dios, Los fariseos se burilaban de Jesús, por su pobreza (Lucas 16;14).Esta misma postura, se repite en la historia del cristianismo, mas aun en la actualidad, con mas vehemencia, Jesucristo lo rechaza duramente y con firmeza.(Lucas 6: 20; 16: 13 ;18; 24-25.       

Debemos tener en cuenta, que en el antiguo pacto, las cosas eran diferentes, había promesas diferentes con los que guardaban la ley, ahora en la gracia tenemos otro manejo, en cuanto nuestra relación con  Dios, nuestro Padre, no dependemos, de sus promesas sino de su voluntad. Vamos a ver un ejemplo, en Deuteronomio, acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios; para guardar y poner por obra todos sus mandamientos, vendrán sobre ti todas estas bendiciones, serás bendito, tu en la ciudad, en el campo, bendito el fruto de tu vientre etc.…….Vemos también a Abraham lleno de riquezas, a Jacob,  Isaac, a Salomón, a Job, a tantos, pero resulta que en el nuevo pacto la promesa es distinta, le dice a Pablo el Señor, teniendo techo y abrigo ya es suficiente, siéntanse felices, 1 Timoteo 6:8. Nos manda así  mismo a mirar las aves del cielo que no siembran ni hilan ni recogen granos en el granero, pero el Padre las alimenta, todavía para que tengamos mas confianza nos  dice no valéis mas vosotros que los pajarillos para mi, o dudan que los puedo alimentar? El ser humano, sin Jesucristo, esta acostumbrado a acumular, y quizás esta costumbre nos persigue, hasta luego de convertirnos en cristianos, porque al primer problema de dinero, sucumbimos en la fe, y nuestro corazón tiende a depositar mas nuestra confianza en las riquezas, que en Dios. Dice la escritura que el Señor nos llamo, para ser ricos en fe, Santiago 2:5. La acumulación egoísta de posesiones materiales, es una señal de que ya no se considera la vida desde el punto de vista de la eternidad Colosenses 3:1, Dice buscad las cosa de arriba, pero a veces  es tan poca nuestra fe, que buscamos tanto abajo, que luego, perdemos la fe, por no confiar en Dios, la tragedia de la esposa de LOT, fue poner la mira en la ciudad terrenal, mas que en la celestial,

Según la perspectiva de Cristo las riquezas son un obstáculo para la salvación, el siendo rico se hizo pobre por nosotros, así dice la escritura, y porque se hizo pobre porque así le era mas llano, el camino de la salvación, las riquezas dan una falsa sensación de seguridad, Lucas 12:15. Los ricos suelen vivir como si no tuvieran necesidad de Dios, al buscar riquezas ahogan su vida espiritual.

Quizás no se busquen riquezas sino “VIVIR MEJOR” entonces se paga el precio de vivir mejor, se abandona la familia, porque el padre creyente, nunca esta en casa, y cuando esta, necesita descansar, no tiene tiempo para el culto familiar, tan importante, para toda la familia, si es la madre, Quizás ella también quieran trabajar unas horitas mas, hay que comprar ropa para los niños, o que se van a poner, entonces ella también descuida el aspecto espiritual de su familia, seria innumerable los casos, de naufragios espirituales en busca, de lo que Dios puede darnos de una forma mas sencilla, pero claro, en lo espiritual hay que pagar el precio, y los que vamos a tratar de permanecer, debemos , Primero: confiar en Dios, absolutamente, segundo orar mas por todo , por todas nuestras necesidades, al Padre celestial le pedimos pan , no nos va a dar una piedra, leemos mas las escrituras, y nos aferramos a la fe de que Dios nos oye, y nos contesta, mas si para nosotros es un gran esfuerzo.

Jesús estaba en el desierto predicando a mas de cinco mil, y los sacio a todos de pan, esa fue una muestra, de que Dios puede tender mesa en el desierto, pero hace falta que lo creamos, para poder vivirlo, y poder así crecer.

Las verdaderas riquezas del creyente, son la fe y el amor que se expresan, en la abnegación, la renuncia  para seguir a Cristo, y el no nos avergonzara, 1Co 13: 4-7; Fil.:2: 3-5. Los verdaderos ricos son los que están libres del mundo, porque confían en que Dios, su Padre nos los abandonara. 2 Co. 9:8;  filip 4:19; Hebreos 23:5-6.

Los pobres, son los humildes y afligidos del mundo que acuden a Dios en gran necesidad, y buscan su ayuda, no la ayuda que da, el enemigo que ata, y es una mentira, mete al creyente en afanes que nunca van a agregar un codo a su estatura, lo que sirve es la fidelidad a Dios, ayudando lo mas que pueden para la redención del pueblo de Dios de su pecado, del sufrimiento, del odio, y no buscan satisfacción en las cosas materiales.

No temamos pues a la digna pobreza que da Dios, si queremos vivir como el mundo, o tratar de vivir como el mundo, nos salvaremos de que el mundo no nos aborrezca, pero no nos salvaremos.

Dios ve a su pueblo en pobreza, como la de Cristo, de los apóstoles, de los fieles, y afirma “PERO TU ERES RICO” Apocalipsis 2:9. ¡Aleluya!

 

Beatriz M. de Raya

 

IMC

iglesiamundialdecristo@gmail.com






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis