LA IGLESIA DE LA WEB
IglesiaDeLaWeb@yahoo.com

El PAPA Negro

IMC Iglesia Mundial de Cristo

Presenta

¿El Más Poderoso Hombre en El Mundo?

El Papa "Negro"

Conde Hans Kolvenbach, el General de Los Jesuitas

4/15/00 RICK MARTIN

¿Así que ustedes pensaron que estaban bastante bien informados por ahora sobre todos los principales jugadores en el campo de juego de la "conspiración"? Podrían haber estado escuchando por años sobre (o encontrado inesperadamente) los varios elementos de la sociedad que controlan nuestro mundo detrás de la escena.

Ustedes han llegado a familiarizarse con el rol jugado, por ejemplo, por los Sionistas Khazarianos (quienes inventaron la palabra "Jew" para disfrazar su herencia adoptada, como distinta de los bíblicos Judíos), o el rol jugado por los Banksters (Banqueros Gángsters) controlando las economías del mundo, por el CFR (Council of Foreing Relations, Consejo de Relaciones Exteriores), la Comisión Trilateral, los Bilderbergers, el Comité de los 300 (las, así llamadas, familias de "elite" más ricas) –los Rothschilds en Inglaterra y los Rockefellers en América y los Bronfmans en Canadá, y así, y así, que comprenden la estructura de poder físico de los títeres del Nuevo Orden Mundial bajo la dirección de los oscuramente motivados "maestros engañadores" de otras dimensiones comúnmente conocidos como Lucifer o Satán y sus cohortes de "ángeles caídos".

Mientras que todos esos detalles contribuyen al entendimiento del Cuadro Más Grande, lo que usted está por leer se ocupa de un más importante Eslabón Perdido en esta estructura entera. Y yo no quiero significar un pequeño lado del asunto; quiero decir un eslabón tan central –sin embargo tan bien oculto de la vista del público en general, y por mucho tiempo– que aún la mayoría de los eruditos estudiosos de la "teoría de la conspiración" probablemente no han puesto junta mucha de la información que será presentada aquí.

¡Llamar a la siguiente exposición "controversial" y "sensitiva" es casi un afirmación moderada tan suave de la verdad de la cuestión como es posible que pueda ser hecha! ¡Este eslabón perdido cambia el aspecto entero del campo de juego!

Después de meses de anticipación y semanas de preparación, yo estuve finalmente listo para hablar con el autor de Los Asesinos del Vaticano Eric Jon Phelps el Martes 14 de Marzo. Simplemente no había otro modo de cubrir la obra maestra de historia de Eric que abarca, literalmente, cinco siglos, que solamente hacer preguntas cubriendo grandes extensiones de tiempo y los principales eventos históricos. Nos tomó casi cuatro horas cumplir con la tarea, aunque nosotros podríamos fácilmente haber seguido por otras cuarenta.

Nosotros, aquí en The SPECTRUM estamos simplemente reacios a reducir la importancia de este trabajo presentándolo en una manera demasiada destilada. De hecho, en orden a compartir este material con al menos algunos de los pertinentes apoyos, Eric nos ha permitido imprimir (directamente después de la entrevista) varios extractos de su libro pronto a ser publicado que le ayudarán a usted a entender ciertos aspectos de esta historia descomunalmente importante y de amplio abarque. El eslabón perdido es realmente un eslabón central.

Llamemos a esta historia la "conexión Jesuita-Vaticana" para el despliegue de la agenda del Nuevo Orden Mundial. ¡Usted podrá hacerse su propia idea de realmente cuan absolutamente central, aunque bien oculto, ha sido este eslabón! Existe un buena razón de que la secreta biblioteca del Vaticano es tan extensa y sin embargo permanece tan intacta de la intrusión externa, a pesar de los muchos otros a quienes les gustaría poseer tal colección de información detallando muchos datos "censurados" sobre nuestra verdadera, herencia cultural de otro mundo.

[*La biblioteca del Vaticano, por mucha información que posea sobre los negros asuntos del mismo Vaticano, nunca puede suplantar a la Biblia en su declaración de que no hay seres extraterrestres y que sólo existe Dios (El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo), Los Santos Ángeles, Satanás y sus Ángeles caídos, El Hombre, y los seres vivientes inferiores que son los animales, y los que no tienen vida consciente como las plantas, y la materia sin vida, y los gusanos del infierno que el Señor mencionó. Cualquier supuesto "hallazgo" en la biblioteca Vaticana sobre la supuesta existencia de seres "extraterrestres" será sin duda una jugada maestra de Satanás destinada a confundir y engañar a los hombres y en aportar apoyo al Anticristo de turno. Las apariciones de "extraterrestres" son sin duda de tres clases: las fraguadas por los demonios, fraguadas por los hombres, y finalmente fraguadas por los demonios en cooperación con los hombres siniestros que en bases subterráneas conducen horribles experimentos de lavado de cerebro y cirugía plástica con humanos a la manera de los doctores nazis y con la participación de fenómenos satánicos].

Cuando uno lee un trabajo tal como Los Asesinos del Vaticano, uno no puede sino acordarse de los momentos en la clase de historia de la secundaria "ajustados" intencionalmente y aguados y fastidiosos. Mientras que la verdadera historia de lo que ha sucedido es dinámica y llena de intriga calculada.

En esta cuestión, yo he oído y leído una cantidad de cosas. Pero cuando tuve que levantar mi mandíbula del piso durante la lectura de ciertas porciones históricas en el libro de Eric –bien, déjeme sólo decirle que la Verdad ciertamente es extraña, y mucho más interesante que las muchas ficciones que nosotros hemos sido guiados a creer como hechos históricos. Y sin embargo La Verdad encaja perfectamente tal como las piezas de un rompecabezas.

Este libro DEBERÍA ser un best-seller, pero es difícilmente probable lograr tal atención general –considerando cuan bien controlado y censurado está el negocio de publicaciones. Tal es la razón para nuestra larga presentación de este el más sorprendente y críticamente importante material aquí en The SPECTRUM.

Nosotros estamos en un tiempo en que la Verdad está siendo revelada desde todas las direcciones. Y probablemente no hayan muchos fundamentos, avivadores de la mente, y destructores de nociones previas como lo que está siendo presentado aquí. La entrevista está directamente seguida por un número de pertinentes extractos del esclarecedor libro de Eric –que estará disponible el primero de Julio.

[*Ahora sí, comienza el interesantísimo reportaje a Eric Jon Phelps, autor de Los Asesinos del Vaticano].

Martin: Antes de que comencemos, déjeme decirle unas pocas palabras. El tema de su libro es tan abarcante y cubre, literalmente, todos los aspectos del control global de los Jesuitas, datando hacia atrás desde 1540. Me gustaría comenzar nuestra conversación con un muy importante punto de clarificación de modo que nuestros lectores tengan algo en que apoyarse mientras leen la narración histórica que vamos a presentar. Déjeme también añadir que su libro es uno de los documentos históricos más motivantes, dinámicos, y genuinamente educacionales que alguna vez he leído. ¡Quiero decirle que estoy impresionado!

Usted, literalmente, conecta cada mayor conflicto global y asesinatos políticos a las manos de la Orden de los Jesuitas. Los Judíos, como muchos otros grupos que usted menciona, han sido los peones inconscientes en esta Agenda Jesuita.

Hoy, el presente. Voy a comenzar aquí, y luego iremos hacia atrás en el tiempo y remontaremos el camino. Pero quiero comenzar AQUÍ ya que ello dará un fundamento para retroceder en el tiempo.

¿Hoy, quién es el Superior General de los Jesuitas, el así llamado "Papa Negro" [negro se refiere aquí a sus actividades malignas y ocultas, no a raza o color] que da las ordenes al real Papa? ¿Es éste todavía Jean-Baptist Janssens?

Phelps: Janssens, el Francés. No, el falleció en 1964. Entonces Pedro Arrupe vino al poder. Después Arrupe murió, en 1988, creo, el presente General Jesuita es el Conde Hans Kolvenbach. [Ver foto próximamente]. Yo le llamaría Conde Hans Kolvenhoof .

Martin: Discutamos esta posición de "General" y, en adición, ¿quién es esta persona, Conde Hans Kolvenbach? ¿A quién sirve? ¿Cuáles son sus orígenes? ¿De donde es oriundo?

Phelps: El presente General es un holandés, su nacionalidad es holandesa.

Martin: ¿Dónde está él? Físicamente, ¿dónde está él?

Phelps: Él reside en Roma, en el cuartel general de los Jesuitas, llamado la Iglesia de Jesu. De modo que el General Jesuita reside en Roma en lo que yo he justamente llamado el cuartel general de los Jesuitas.

Martin: ¿La Iglesia de Jesu, es esa cerca del Vaticano?

Phelps: Ella no está lejos del Vaticano, correcto. Está en la misma área general. Ella es el cuartel general de los Caballeros de Malta.

Martin: ¿Es ella parte de la Ciudad del Vaticano, propiamente?

Phelps: Correcto, yo creo que sí lo es.

Martin: ¿Dónde encaja Satán en este cuadro, y cuál es la última meta de los Jesuitas, de la así llamada Sociedad de Jesús?

Phelps: El General Jesuita, y los otros altos Generales Jesuitas, ellos son hechiceros. Ellos son Luciferianos, y ellos adoran lo que ellos llaman Lucifer. Ellos no creen en Satán. Ellos creen en Lucifer.

Ahora, de acuerdo a Alberto Rivera, él fue invitado –a causa de que él fue un Jesuita sobresaliente en los años 60– él fue invitado a una "Misa Negra" en España donde estuvieron exactamente unos pocos Generales Jesuitas sobresalientes presentes. Y él llamó a esto una "Misa Negra". Bien, si alguien está envuelto en una "Misa Negra", está envuelto en la adoración de Lucifer, todos vestidos con sus capas negras y así.

Martin: Estoy fascinado por este Conde Hans Kolvenbach a causa de que nadie en el mundo conoce quién es esta persona. Yo nunca he oído el nombre.

Phelps: Déjeme sólo decirle que usted puede ver su foto y sus Jesuitas principales –deme sólo un segundo y tendré el libro. El nombre del libro es llamado Los Jesuitas: Una Multi-Biografía, por Jean Lacoutre, y está todavía disponible, usualmente, en las librerías. Fue publicado en 1995.

Jean Lacoutre es un francés. Él fue un comunista, es un comunista. En la última página de las fotos, esa que está justo adyacente a la página 343, usted ve a Peter Hans Kolvenbach. Él es el General Jesuita, y él se ve como sólo un muy maligno individuo. Está un hombre Negro, quien es un alto Jesuita, él es un Jesuita Superior de 29 con su cosmopolita equipo General. Uno de los del equipo General luce igual que Ben Kingsley en la Lista de Shindler. Hay seis hombres Blancos, y un hombre Negro. Y ese es su equipo general.

Martin: ¿Cuál es el proceso para elegir un General sucesor?

Phelps: Los Altos Jesuitas lo eligen, y él es elegido de por vida –a menos que él llegue a ser un "hereje".

Martin: ¿Y los así llamados "Altos Jesuitas" a qué grupo representan?

Phelps: Puedo decirle que ellos son los "profesos", los elevados de 4to Grado. Cuando un Jesuita es profeso, él está bajo el Juramento Jesuita; él está bajo el "Juramento de Sangre" ese que tengo en mi libro.

Martin: ¿Tenemos permiso para reimprimir ese Juramento en nuestro diario?

Phelps: Desde luego, absolutamente.

Martin: Una de mis preguntas tiene que ver con este Juramento y que él es similar a los Protocolos De Los Eruditos Ancianos De Sion, y yo escribí esa pregunta antes de que recobrara la porción de los Protocolos de su libro.

Phelps: Los Jesuitas obviamente escribieron los Protocolos ya que ellos han llevado a la práctica cada protocolo en ese pequeño manual. Ellos han puesto en práctica cada una de esas cosas. Y, Alberto Rivera lo dice [*Alberto Rivera dice que los Protocolos De Los Eruditos Ancianos De Sion fueron escritos por los Jesuitas] –y él fue un Jesuita– él fue grandemente calumniado, no ayudado en absoluto por los Apóstatas, Protestantes, y Bautistas en este país; él fue ayudado de algún modo, por Jack Chick. Jack Chick publicó su historia en seis volúmenes, titulados Alberto I, II, III, IV, V, & VI. [*Que pueden encontrarse en su sitio http://www.chick.com/es].

Alberto Rivera dice que fueron Judíos alineados con el Papa quienes publicaron los Protocolos [*Es decir que lo escribieron los Jesuitas y lo publicaron Judíos que trabajaban para ellos y el Papa con el fin de calumniar a la raza Judía a la vez que publicaban sus propios objetivos Jesuitas]. Bien, tiendo a creer que fueron exactamente los Jesuitas mismos ya que ellos, y sólo ellos, estaban capacitados para llevarlos a la práctica.

Ellos son los primeros en el gobierno. Ellos son los primeros detrás de los deportes profesionales. El propietario de los Pittsburgh Steelers es un Caballero de Malta. El propietario de los Leones de Detroit es un Caballero de Malta. Todos los propietarios máximos de esos clubes de futbol son, en su mayoría, Caballeros de Malta, manteniendo a la gente vitoreando en esa conmoción por los juegos y los deportes, mientras ellos están ocupados creando una tiranía. Así, esa es una de las cosas en los Protocolos –que ellos crearían "diversiones".

Otro que ellos usaron fue Walt Disney, Masón de Grado 33 –Disneyworld, Disneylandia. Otro fue Milton Hersey, con Hersey Park. Ellos crearon todas esas diversiones y juegos y pasatiempos para tener a la gente borracha con placer, mientras ellos están ocupados derribando la forma Protestante de gobierno [*No dice a los "Protestantes del Gobierno" ya que los protestantes no dominan el Gobierno, dice la "forma Protestante de Gobierno", pues los actuales gobernantes han minado y subvertido la forma democrática auténtica legada por los antiguos Protestantes].

Martin: ¿Qué papel tiene Las Vegas en todo esto?

Phelps: Las Vegas, bien, mayormente es controlada por la Mafia. Pero todas las altas familias de la Mafia son Católicas Romanas, y ellos están TODOS subordinados al Papa o al Cardenal de Nueva York, el cual es el Cardenal O’Connor –ya que la Comisión, la Comisión de la Mafia reside en Nueva York.

Frank Costello fue un miembro de la Comisión de Pandillas, y fue íntimo, amigo personal del Caballero de Malta, magnate de Hollywood, Joe Kennedy. Y eso no ha cambiado.

Así que los Altos Caballeros son buenos, queridos hermanos con los Altos Dones de la Mafia –los Gambinos, los Lucchese, los Columbos, de todos ellos. Y ellos controlan Hollywood, no los Judíos. Es decir que solamente Judíos que están al frente están envueltos en Hollywood y trabajando para la Mafia y para el Cardenal, exactamente igual que en política lo sería Arlen Spector. Arlen Spector fue el Judío del Cardenal Spellman en el asesinato [del Presidente Kennedy], y él nunca diría una palabra sobre ello.

Martin: Ahora, a medida que avanzamos por aquí, si hay alguna cosa que usted no quiere que yo la imprima, por favor hágamelo saber ya que, literalmente, voy a imprimir cada cosa que nosotros decimos en esta conversación.

Phelps: Eso está bien, eso está bien para mí ya que ello necesita ser dicho.

Martin: Vayamos atrás al Conde Hans Kolvenbach. Quiero apuntar el reflector sobre este tipo por solamente un momentito aquí. Hablemos sobre él. ¿Qué hace él? ¿Quién es él? Hablemos sobre su posición como "General". ¿Cómo ejercitan ellos este control sobre el Papa? ¿Sabe el Papa que él es un peón?

Phelps: Ok, una pregunta a la vez. Así que, ¿con cuál pregunta quiere que yo trate?

Martin: Apuntemos el reflector justo sobre el Conde.

Phelps: El General Jesuita, ok.

Martin: Comencemos allí, y usted dígame cada cosa que quiera decirme sobre esa posición.

Phelps: El General Jesuita es el absoluto, completo, y total dictador y autócrata de la Orden. Cuando él habla, sus provinciales se mueven. Los provinciales son sus más altos subordinados. Hay alrededor de 83 provinciales justo ahora.

Como yo entiendo esto, la Orden Jesuita ha dividido el mundo en 83 regiones. ¿Ok? Para cada región, hay un provincial Jesuita. Hay 10 provinciales en los Estados Unidos. Hay uno para Centro América. Hay uno para Irlanda. Ellos tienen dividido al mundo en esas provincias.

De modo que este es el antiguo gobierno provincial Babilónico, centrado en Nabucodonosor es decir el Jesuita General mismo, de modo que esta es estrictamente una forma de gobierno Romana donde todos los estados o provincias están subordinados a este soberano mundial.

El General Jesuita ejercita pleno y completo poder sobre la Orden. Él se encuentra con sus provinciales. Cuando él decide iniciar una guerra o una agitación, él obtiene la información de los provinciales de ese país, cómo es mejor abordar eso, el comportamiento del pueblo, y entonces él usa las quejas legítimas para fomentar una agitación –igual que en el Movimiento de los Derechos Civiles de 1964. Aquello fue TODO una agitación Jesuita, completamente, ya que el resultado final fue una mayor consolidación de poder en Washington con el Acta de Derechos Civiles de 1964 que fue escrita por [el largo tiempo Presidente de la Universidad de Notre Dame, el Reverendo] Theodore Hesburgh.

El General Jesuita gobierna el mundo a través de sus provinciales. Y los provinciales entonces, desde luego, gobiernan a los Jesuitas inferiores, y allí están muchos Jesuitas que no son "profesos", así que muchos de los Jesuitas inferiores no tienen idea de lo que está pasando arriba. Ellos no tienen noción del poder de su Orden.

Ello es exactamente igual que la Masonería. Los Masones inferiores no tienen idea de que los Altos Masones están trabajando para el Jesuita General. Ellos piensan que solamente están haciendo obras y siendo buenas personas. Pero la base es que los Masones de alto nivel están sujetos, también, al General Jesuita ya que el General Jesuita, con Federico el Grande, escribieron los Grados Altos, los últimos 8 Grados, del Rito Escocés de la Masonería cuando Federico los protegió a ellos cuando fueron suprimidos por el Papa en 1773.

Así, usted tiene el alineamiento de la Orden Jesuita y el más poderoso Masón que ellos tienen en el gremio, Federico el Grande, durante su supresión. Esa es una conclusión irrefutable. Y entonces, cuando usted ve las Guerras Napoleónicas, la Revolución Francesa y las Guerras Napoleónicas puestas en práctica por la Masonería, cada cosa que Napoleón hizo, y los Jacobinos, lo que sea que ellos hicieron, completamente benefició a la orden de los Jesuitas.

Ese es el fin por el que Alejandro Dumas escribió su obra El Conde De Monte Cristo. El Conde es el General Jesuita. El Conde del Monte de Cristo. Alejandro Dumas estuvo hablando sobre el General Jesuita obteniendo venganza cuando los Jesuitas fueron suprimidos, y muchos de ellos fueron enviados a una isla, a tres horas de navegación, al Oeste, lejos de la costa de Portugal. Y así, cuando los Jesuitas finalmente recuperaron su poder, ellos castigaron a todos los monarcas de Europa que los habían suprimido a ellos, derribándolos de sus tronos, incluyendo los Caballeros de Malta de Malta, usando a Napoleón.

Y Alejandro Dumas, quien peleó para los patriotas Italianos en 1848, para liberar a Roma del poder temporal del Papa, escribió muchos libros y uno de los libros fue para exponer eso, y ese fue El Conde De Monte Cristo

Así que, cuando usted lea ese libro, tenga en mente que es realmente una sátira sobre la Orden Jesuita recuperando su poder en Francia. El Conde de Monte Cristo tenía un aparato de inteligencia que no podía ser abatido. Bien, esa es la Orden Jesuita.

Pero el Conde no obtiene lo que realmente debe tener, o su deseo final, y ese es el amor de una mujer. Él recupera todo su poder político; él recupera cada cosa que perdió, pero él no tiene el amor de una mujer. Y ESO es la Orden Jesuita. Ellos no tienen mujeres. Ellos no tienen el amor de una mujer. Ya que ellos no tienen una esposa, tener una mujer significa que usted tiene una alianza con su esposa y familia, y usted no puede obedecer al General. Eso es el porqué ellos NUNCA serán casados, y esa es una de las grandes CLAVES de su éxito.

Ellos pueden traicionar una nación e irse lejos. Ellos pueden traicionar a todos los Católicos Irlandeses a bordo del Titanic, e irse lejos. Ellos pueden traicionarnos en Vietnam e irse lejos. Ellos pueden traicionarnos cada vez que nosotros vamos al hospital y seamos radiados y cortados y drogados, e irse lejos, ya que ello es "para la más grande gloria de Dios" –Ad Majorem Dei Gloriam: la más grande gloria del dios que se sienta en Roma.

Martin: ¿Cuál es la meta FINAL de los Jesuitas?

Phelps: Su última meta es el gobierno del mundo, con el Papa de su hechura, desde el templo de Salomón reconstruido en Jerusalén. Esa es su última meta.

Martin: ¿Y porqué es el Templo de Salomón reconstruido tan importante?

Phelps: A causa de que los Jesuitas siempre han querido eso. Cuando Ignacio Loyola inició primero la Orden, una de las primeras cosas que él hizo fue que él quiso ir a Jerusalén y establecer los cuarteles Jesuitas allí. Así que, él fue allí, trató de hacerlo y falló, regresó atrás, fue a la escuela, comenzó sus estudios de Latín, etc. Podría ser una buena idea revisar justo un poquito sobre Ignacio Loyola.

Martin: Sí.

Phelps: Ok, Ignacio Loyola fue un soldado español, y fue herido en una batalla entre los franceses y los españoles, y su pierna fue destrozada. Bien, el General Francés, a causa de que Loyola fue muy valiente en el conflicto, ordenó a sus propios doctores atender a Loyola. Así que ellos arreglaron la pierna y le enviaron de regreso a su casa –en la cual, desde luego, él fue dignatario real en el Consejo de Loyola en España, en el área de los Vascos.

Loyola, a través de sus serie de intentos de recuperar su pierna –ella había sido sanada inapropiadamente, hizo un armazón donde pudiera estrechar la pierna, con severo, horrible, temible dolor –y tratando de estirar esta pierna hasta traerla de nuevo a la forma normal, él soportó temible, terrible dolor. La quebró de nuevo un par de veces y aún así no sanó apropiadamente, así que él tuvo una perpetua renguera. Él ya no pudo más ser el galante entre las mujeres, y como un resultado, él entró en una depresión, y entonces tuvo esa visión de los santos, etc., etc., y escribió sus ejercicios espirituales.

Me detendré sobre los ejercicios espirituales, sólo por un minuto, pero tomaré de allí. Loyola entonces quiso formar un ejército, pero cuando esto sucedió con sus ejercicios espirituales, esos ejercicios espirituales serían el entrenamiento básico para todos sus Jesuitas. Eso es por lo que TODOS ellos atraviesan. Eso es por lo que cada Jesuita atraviesa hoy.

Una de las máximas de los ejercicios espirituales es que si mi superior dice "negro es blanco y blanco es negro", entonces así es. Así es en sus ejercicios espirituales. Eso es lo que fue citado en JFK, cuando Kevin Costner está diciendo a su gente: "Hey, gente, nosotros debemos comenzar por pensar igual que la CIA. Negro es blanco y blanco es negro". Esa fue una revelación involuntaria de que los Jesuitas produjeron esa película, ya que ellos están citando a Ignacio Loyola en esa película de sus ejercicios espirituales.

Así que Loyola tuvo una voluntad indomable. Él tuvo una voluntad de hierro, y fijó su mente en recuperar lo que el Papado perdió ante la Reforma. Y así, él fue al Papa, y el Papa en 1540 creó entonces la Orden Jesuita. Pero este hombre es un soldado, él es un abogado, y él reunió una legión de soldados y guerreros para recuperar lo que Roma hubo perdido, así como instituir un Gobierno Mundial para el Papa desde Jerusalén. Esto fue en 1540.

Él lanzó la Orden en 1536. Fue arrestado por la Inquisición, y fue liberado, y fue al Papa; se arrojó a los pies del Papa. Estaría completamente a su servicio. El Papa les dio carta de autorización, y ese Papa fue Pío III. El Papa los autorizó a ellos, creó la Orden Jesuita; entonces él tuvo la protección Papal, y ellos comenzaron su temible historia de muertes y sangre. Y guerra tras guerra tras guerra tras guerra, ellas son todas atribuidas a la Orden Jesuita en alguna manera. Nobles Católicos con cantidad de dinero, donaron castillos y escuelas y dinero a la Orden Jesuita.

Virtualmente cada cosa que ellos poseen ha sido dada a ellos o robadas por ellos. Desde luego, ellos robaron todas las fortunas de los Judíos en la Segunda Guerra Mundial. Ellos robaron todo su oro, todas sus posesiones y cada cosa, donde quiera que ellos fueron a un país. Lo que ha sido justo abandonado no es NADA comparado con lo que ellos han tomado.

En el libro de Edmond Paris, impreso por Ozark Publicaciones, llamado El Vaticano Contra Europa, se entra en gran detalle de lo que ellos hicieron. Esto nos remite a que los últimos 30 años de guerra son todos atribuibles a los Jesuitas, sus masacres de los Serbios y Judíos, etc. Pero Edmond Paris no entendió que el General Jesuita –y este es uno de los puntos más importantes que yo quiero enfatizar sobre Von Kolvenbach– el General Jesuita está en completo control de la comunidad internacional de inteligencia: Es decir, la CIA, el FBI, la KGB, el Mossad israelí, el BND alemán, el SIS británico. El General Jesuita está en COMPLETO CONTROL del aparato de inteligencia entero –el FBI, cada agencia burocrática en este país, todas ellas, él está en completo control de ello.

Así que, cada vez que él quiere encontrar algo sobre un individuo, ellos se ponen con el número de Seguridad Social, y cada cosa de todo el aparato de inteligencia pone su parte y él y sus provinciales pueden revisar cada cosa sobre ese hombre. Tarjetas de crédito, usted dígalo, cada cosa que está ligada al número de seguridad social de Roma, el cual FDR [*Franklin Delano Roosevelt, un presidente de los EEUU] puso sobre nosotros en 1933 con la ayuda de Spellman; en aquel tiempo, creo, él fue Arzobispo, o podría haber sido el Cardenal Hayes –pero Roma estuvo detrás de FDR para ponerlo en el cargo.

El par de cosas que él hizo fue implementar la inseguridad social, el impuesto a las ganancias, y reconocer el sanguinario gobierno Jesuita de la USSR de Joseph Stalin. De modo que cuando se nos da el número de Seguridad Social, ese es el número de Roma –eso es por lo que yo rehuso utilizarlo– y eso es por lo que ellos quieren que cada uno lo use para cada cosa: licencia para conducir, declaración de impuestos, tarjeta de crédito, cada cosa que usted hace, ese número es usted y ese número es el número de Roma. [*Este temor de Phelps no ha sido verificado de forma concreta y es sólo una suposición de que el número de seguridad social puede usarse para perseguir a algunos ciudadanos, pero en los años desde que fue implementado no puede asegurarse de que algo así esté ocurriendo.]

Martin: Déjeme sólo retroceder aquí por un minuto. Lo que viene a la mente es Louis Freeh, cabeza del FBI.

Phelps: Católico Romano, buen chico de altar. Probablemente un Caballero de Colón; no puedo probar esto. Pero cualquiera con esa especie de poder tiene que llegar a ser un Caballero de Colón.

Y los Caballeros de Colón implementan las políticas Jesuitas. Y Louis Freeh fue el principal detrás de la atrocidad de Waco y la atrocidad de la explosión de Oklahoma City. Y su francotirador fue un Católico Romano Japonés llamado Lon Horiuchi.

Así que, tenemos a Católicos Romanos en control, Caballeros en control del FBI, que llevaron a cabo todas estas matanzas. Y esos dos hombres, Louis Freeh y Lon Horiuchi son personalmente responsables ante el Cardenal O’Connor de Nueva York. Y el Cardenal O’Connor de Nueva York es el más poderoso Cardenal en el país. Él es el vicario militar. Y por eso Bush se humilló ante él por ir a Bob Jones, porque el Cardenal O’Connor es el Rey del Imperio Americano. Y él gobierna su Imperio desde aquel Palacio, la Catedral de Saint Patrick, "el pequeño Vaticano".

Martin: ¿Y él está en contacto, piensa usted, con Kolvenbach?

Phelps: Desde luego. O’Connor mismo no es un Jesuita, pero los Jesuitas son semejantes a las SS de la Iglesia Católica. Ellos mantienen el orden.

Y los más cercanos a él que mantienen el orden son los Jesuitas de la Universidad de Fordham. Ahora, uno de ellos –la cabeza de la Universidad de Fordham, un Irlandés creo, es también un miembro del CFR [Consejo de Relaciones Exteriores]. Y yo tengo eso justo aquí en el Reporte Anual del CFR de 1993. Esos Jesuitas en Fordham mantienen la apariencia y gobiernan sobre el cardenal de Nueva York. Y, desde luego, los poderosos Jesuitas de Fordham incluyen a Avery Dulles y John Foster Dulles, uno de los escritores del libro sobre el Concilio Vaticano Segundo.

Martin: Retrocedamos ahora, vayamos hacia atrás. ¿Qué es el Concilio de Trento?

Phelps: El Concilio de Trento fue la respuesta de Roma a la Reforma Protestante. Recuerde –la Reforma Protestante nos trajo toda la libertad política que nosotros conocemos hoy. No hay tal cosa como la soberanía nacional sin la Reforma. No hay tal cosa como los derechos personales sin la Reforma. No hay tal cosa como la Ley de la Naciones, como nosotros la conocemos hoy, de Montesquieu y de otros, sin la Reforma.

Así que, cuando la Reforma vino con sus doctrinas de salvación por gracia por medio de la fe sola, y que no había necesidad de los sacerdotes para ir al Cielo –todo lo que nosotros necesitamos es salvación en Cristo, y Romanos 1:17: el justo vivirá por fe. Cuando la Reforma vino, ello despojó a Roma de su poder espiritual. Los sacerdotes ya no fueron queridos ya que el pueblo estaba obteniendo la palabra de Dios en una Biblia, específicamente en Holanda, Inglaterra, y Alemania. Y así, con esos grandes avivamientos brotando y la Reforma sucediendo, las naciones estaban escapando del poder del Papa. El Santo Imperio Romano estaba disolviéndose. Carlos V, el Emperador, se resignó y llegó a ser un monje y un jardinero. De modo que el Señor se estaba moviendo poderosamente en quebrantar el poder del Santo Imperio Romano, comenzado por Carlomagno y el Papa.

Bien, eso no fue bueno para Roma ya que ellos estaban perdiendo cantidad de dinero. Las naciones ya no estaban pagando más los "peniques de Pedro", lo que hoy nosotros llamamos "ayuda extranjera" en este país. Y así el Papa estaba muy enfadado sobre esto.

¿Qué haría él? Esas naciones se están escapando de nosotros; ellos no están bajo nuestro poder temporal o espiritual; y es muy importante recordar que el Papa pretende dos poderes –espiritual y temporal– y con el quiebre de su poder espiritual, él entonces perdió su poder temporal. En otras palabras, él no tenía más la habilidad de gobernar a la gente a través del rey del país, a causa de que el rey se estaba escapando, igual que Enrique VIII.

Así que, Enrique VIII se escapó de la Iglesia Romana y formó la Iglesia de Inglaterra; él ya no fue más súbdito del Papa. Esto estaba sucediendo en Inglaterra, en Alemania, en Holanda, y otros lugares.

Como un resultado de esto, el Diablo levantó a Ignacio Loyola con sus demonismos, sus "ejercicios espirituales" y –a causa de que Loyola había sido miembro de los Alumbrados de España, que es lo que hoy nosotros llamamos los Iluminati, y él usó la Orden Jesuita para intentar recuperar lo que había sido tomado por la Reforma –que el Señor había hecho a través de Lutero, Calvino, y Knox. Y, de paso, Lutero, Calvino, y Knox –ninguno de esos hombres murió violentamente. Todos ellos vivieron hasta edad avanzada y murieron pacíficamente, rodeados del poder de las maquinaciones Jesuitas.

El Concilio de Trento consistió de 25 Sesiones. Esas 25 Sesiones maldijeron y condenaron todas las doctrinas de la Reforma. Condenó a cualquiera que no cree que el literal Jesucristo está en la ostia, y que su sangre literal está en el vino. Eso es llamado transubstanciación. Cualquiera que no cree aquello es un maldito anatema. Cualquiera que cree en la justificación por la gracia por medio de la fe –anatema, maldito. Cualquiera que no crea que el Papa es el vicario de Cristo –maldito, anatema. Usted ve, todas esas doctrinas fueron puestas al alcance como un resultado de leer la Biblia, lo cual produjo la Reforma, y así los Jesuitas maldijeron cada cosa que los Reformadores estaban predicando. Esto está todo en la Ley llamada el Concilio de Trento.

En la 4ta Sesión, la cual es probablemente la Sesión más importante, los Jesuitas condenaron la libertad de expresión, la libertad de prensa, y la libertad de conciencia. Así que, ningún hombre tiene el derecho de elegir su propia religión; ningún hombre tiene el derecho a publicar lo que él cree que es verdad; y ningún hombre tiene el derecho de libertad de conciencia.

Esos derechos fueron asegurados por nuestros antecesores Bautistas/Calvinistas en la Primera Enmienda. El hombre que escribió la Primera Enmienda fue James Madison, quien fue un Bautista/Calvinista, y a él le fue dicho por aquel Bautista/Calvinista en Virginia, Doc. John Leland: "Si usted no asegura todos esos derechos, Virginia no ratificará la Constitución". Virginia fue un estado Bautista/Calvinista.

Así que, nosotros tenemos una guerra entre el Concilio de Trento y las doctrinas de la Reforma, particularmente como fueron delineadas por Juan Calvino en sus Instrucciones De La Religión Cristiana. Calvino [1536] escribió las Instrucciones De La Religión Cristiana, él las concluyó cuando era de 27 años, y las dedicó al Rey de Francia. Y por esa causa los jesuitas lo odiaron tanto, él fue desde Francia y residió en Ginebra hasta el día de su muerte, cuando llegó a ser Gobernador de Ginebra. Es decir Calvino y sus Instrucciones De La Religión Cristiana versus Loyola y su Concilio de Trento, si usted lo quiere redondeado en dos documentos mayores.

Martin: ¿En que año fue el Concilio de Trento?

Phelps: Desde 1545 a 1563, 18 años. Y Trento es un pequeño pueblo en Italia. Así que, este fue un concilio que tomó lugar en el pueblo de Trento, Italia.

La Presbiteriana Confesión y Fe de Westminster que fue finalizada en 1648, después de la Guerra de los 30 Años, es otra extensión de las Instrucciones de Calvino, y es por lo que estuvieron la Iglesia de Escocia y los Acordantes cuando ellos resistieron el poder de Roma e Inglaterra. Ese documento es un máximo documento, y no es la nueva Confesión de Westminster, ese es el antiguo documento de 1648, donde ellos llamaron al Papa el hombre de pecado, aquel Anticristo Romano, y ellos también denunciaron la tiranía anticristiana.

Y que es su deber, usar lo que ellos llaman "la espada del Espíritu", la cual es la Palabra de Dios, de la que leemos en Efesios, Capítulo 6, y "la espada de la justa defensa" –el arma, la espada.

Así que, nosotros los Calvinistas creemos que hay un tiempo para la paz y un tiempo para la guerra, y no rehusamos ir al campo de batalla cuando ello es necesario. Fueron los Calvinistas quienes nos dieron nuestra libertad política en Inglaterra con Cromwell. Él fue un Calvinista y un Bautista independiente. Fueron los Calvinistas en Holanda quienes dieron a los Holandeses su libertad política, con Guillermo de Orange, y luego su hijo, el Príncipe Mauricio, y entonces más tarde, en nuestro gran país, cuando fue Washington, el Masón que no fue más a su Logia Masónica aquellos últimos 30 años de su vida –en sus propias palabras– y que fue un Bautista y un Calvinista. Él fue bautizado en la Primer Iglesia Bautista de Nueva York por uno de sus capitanes, el Pastor Gano, rodeado totalmente por Calvinistas.

Eso es el porqué ellos no se rindieron en Valley Forge; eso es el porqué, cuando ellos estuvieron indefensos, cuando ellos fueron a través de la nieve, descalzos, ellos soportaron eso porque fueron calvinistas creyentes de la Biblia y ellos rehusaron someterse a la tiranía del Rey George, que fue controlado por los Jesuitas.

Y esa es el alma de nuestro país. Si nosotros perdemos esa alma, nosotros habremos perdido todo. Y esos mismos Bautistas, en la Segunda Enmienda, aseguraron sus derechos de portar armas, ya que ellos aseguraron el derecho, la "espada de la justa defensa". Y la "espada del Espíritu" está contenida en la Primer Enmienda, el derecho de tener la Biblia nunca quitada de ellos. Las dos espadas del Calvinismo están aseguradas en la Primer y Segunda Enmiendas. Sin esas primera y segunda Enmiendas, todas las otras no son nada.

Martin: Bien, ya obtuve mi pregunta número 2. Así que, vamos a la número 3 de las setenta. (risas)

¿Como actúa la firma de la ley del Acta de Poderes de Guerra de Emergencia de 1950 por el Masón Presidente Harry Truman en la Agenda Jesuita?

Phelps: Primero de todo, Harry Truman, a quien los Japoneses llamaron "Harry el Sucio" –cuando ellos oyeron que salió la película Harry el Sucio, ellos pensaron que era una película sobre Harry Truman, de acuerdo a mi amigo pastor Japonés, Daniel Fuji, quien ya falleció.

Harry Truman fue puesto en el cargo por los Jesuitas, la maquinaria Demócrata de Pensergast en Missouri. Harry Truman se encaramó después de la muerte de FDR [*Franklin Delano Roosevelt], ya que él fue muerto en la casa de Bernard Baruch. Cuando él hizo eso, puso fin a la guerra con la farsa llamada la caída de las bombas nucleares, para crear a propósito la farsa más grande llamada la Guerra Fría, que habilitaría al Vaticano a golpear país tras país tras país, y reemplazar los líderes con dictadores, subordinados al Papa. Ese fue el propósito de la Guerra Fría.

Y así, cuando Harry Truman en 1950 firmó la ley del Acta de Poderes de Guerra de Emergencia, la Guerra Fría estuvo en plena fuerza. Ellos estuvieron construyendo refugios antibombardeos, etc. Así que la nación estuvo en una especie de frenesí.

Cuando él firmó eso en una ley, esto puso el país entero bajo ley militar o marcial, y eso es cuando las banderas en cada corte, estatal y federal, comenzaron a ser cambiadas. Y cada bandera de estado y cada bandera de U.S. está ahora ataviada con bandas de oro. Y donde sea que usted ve una bandera ataviada con bandas de oro, eso significa que es la bandera del comandante en jefe. Ahora, si ella es la bandera del estado, ello significa que esa es la bandera del gobernador, como Comandante en Jefe. Y si es la bandera Federal, o la bandera nacional, más correctamente, ella es la bandera del Comandante en Jefe en Washington.

De modo que, todas nuestras cortes de justicia no son nada más que cortes de gobierno militar. Todas ellas proceden con procedimientos sumarios. El jurado no tiene poder de nulificación [*el poder de rechazar una ley federal]. Y ellos están simplemente siguiendo las leyes del Imperio, que yo llamo la América de la Enmienda 14, la cual es de un estilo militar, un país del estilo del Rey de Inglaterra. Las cortes no son nada más que cortes de los tribunales del rey, como usted puede ver en los Comentarios de Blackstone. [*La enmienda 14 sancionada en 1868, luego de la Guerra Civil norteamericana, establece entre otras cosas la supresión del derecho de los ciudadanos al voto en caso de participación en rebelión].

Y los bancos, cuando usted camina en cada banco, ellos todos tienen una bandera con banda de oro. El banco es lo que Inglaterra llamaría, en el tiempo de Blackstone, el banco del rey. Así que, nosotros tenemos el banco del rey, y tenemos el tribunal del rey. Y esto está de acuerdo al gobierno militar, de acuerdo al gran trabajo de Berkheimer Gobierno Militar y Ley Marcial, publicado en 1914.

Cuando Harry Truman hizo eso, existió una consumación de un gran plan para ponernos bajo el Acta de Poderes de Guerra de Emergencia, realmente, un gobierno de guerra. "Tiempo de ahorrar luz del día" [*adelantando los relojes una hora para aprovechar la luz solar], es lo que fue llamado "tiempo de guerra". Este país únicamente tuvo tiempo de ahorrar luz del día durante la Segunda Guerra Mundial, y ellos llamaron esto, en ese tiempo, tiempo de guerra. Así que, nada ha cambiado. Nosotros nunca hemos vuelto a retroceder nuestros relojes. Estamos todavía en tiempo de guerra. El impuesto a las ganancias es un impuesto de guerra. Ello fue llamado un impuesto de victoria en 1942.

De modo que la gente está pagando un impuesto de guerra, están bajo tiempo de guerra, están bajo un acta de poderes de guerra de emergencia, y las cortes son cortes de guerra.

Martin: Considerando el asesinato del Presidente John Kennedy, lo cual podría tomar toda esta entrevista, usted dice que el asesinato fue ordenado por el General Jesuita, ejecutado por el Papa Pablo VI, y llevado a cabo por el "Papa Americano", Francis Cardenal Spellman –quien, a su vez, usó a los Caballeros de Malta, Jefes Masones, Caballeros de Colón, y los Dones de la Mafia, incluyendo el FBI y la CIA, para llevar a cabo la orden desde Roma. ¿Querría usted explicarme porqué usted cree que su teoría sobre el asesinato es una representación exacta de los hechos?

Phelps: Seguro. Muy bien, número uno: Los poderes que están son apropiadamente delineados [en su libro], y son probados a través de dos siglos mostrando como es que todos fueron puestos juntos. Ahora, ¿por qué?, seré conservador y me apegaré a las razones de Fletcher Prouty, que el delineó en su JFK y también su otro libro llamado El Equipo Secreto.

La razón por la que Kennedy fue asesinado fue que él quiso poner fin a la Guerra de Vietnam, y quiso poner fin al gobierno de la CIA. Eso da lugar a dos preguntas: ¿Quería Roma la Guerra de Vietnam? Y ¿Controlaba Roma la CIA? La respuesta es sí a ambas.

Nosotros sabemos, a la vista, que la Guerra de Vietnam fue llamada "la Guerra de Spelly" –la guerra del Cardenal Spellman. Él fue al frente de batalla muchas veces y llamó a los soldados americanos los "soldados de Cristo". El hombre que fue el Comandante de las fuerzas americanas fue un Católico Romano, miembro del CFR, posiblemente, no lo sé, un Caballero de Colón, pero él fue el General William Westmoreland.

Así que, Westmoreland fue agente del Cardenal Spellman para asegurar que la guerra sea proseguida apropiadamente. Y otro supervisor de Westmoreland fue el chico del Cardenal Spellman, Lyndon Baines Johnson [*Vicepresidente de Kennedy y su sucesor]. Lyndon Baines Johnson fue un Masón de Grado 33. Él también fue parte del asesinato, junto con J. Edgar Hoover otro Masón de grado 33.

Y Johnson fue por la muerte del Cardenal Spellman a la Catedral de San Patricio, y la fotografía puede ser vista en la obra de Cooney El Papa Americano. Así que, Johnson estaba completamente a disposición y para el llamado del Cardenal Spellman a través de Cartha DeLoach, el tercero en control del FBI. De acuerdo a Curt Gentry, en su obra Hoover: El Hombre Y Los Secretos, De Loach tenía un teléfono a un lado de su cama directo a Johnson, y Johnson podía llamarlo en cualquier momento. DeLoach era un Caballero de Malta, subordinado a Spellman.

Spellman quería la Guerra de Vietnam, ¿porqué? Spellman estaba controlado por los Jesuitas de Fordham. ¿Porqué quería el General Jesuita la Guerra de Vietnam? La gente de Vietnam, los Budistas, eran inconvertibles. Ellos no se convertían al Catolicismo. Ellos no necesitaban de Roma.

Había existido una presencia Jesuita en Vietnam por siglos, de modo que eso los decidió que alrededor de un millón o más de Budistas tendrían que ser "purgados". Ellos continuarían más tarde esa purga de Camboya, con Pol Pot, y la purga está todavía por Tailandia. Hubo una purgación de Laos, Camboya, y Vietnam de todos esos Budistas, tal como ellos purgaron los Budistas de China con Mao Tse Tung, ya que Mao Tse Tung estaba completamente controlado por los Jesuitas. Así que ellos querían la Guerra de Vietnam.

La otra cosa es que Roma está en control del comercio de la droga. El Vaticano controla todo el comercio de la droga –toda la heroína, todo el opio, toda la cocaína, cada cosa que sucede en Colombia.

Colombia tiene un concordato con el Papa. Un concordato es un tratado con el Papa. Hitler tuvo un concordato. Mussolini tuvo un concordato. Franco tuvo un concordato. Ellos quieren establecer un concordato aquí, lo cual fue la razón para que Reagan reconociera formalmente la soberanía del estado de la Ciudad del Vaticano en 1984. El más grande traidor que nosotros jamás tuvimos fue Ronald Reagan.

Así que, ellos tienen un concordato. Colombia tiene un concordato. ¿Piensa usted que esas drogas manejadas fuera de Colombia, más un país que tiene un concordato con Roma, no están controladas por Roma? Si Roma no quisiera el negocio de la droga fuera de Colombia, ellos pondrían fin al concordato. El negocio entero de la droga está manejado por altas familias de la Mafia fuera del país de Colombia, sujetas al General Jesuita.

Y el General Jesuita manejó el comercio del Opio, un par de siglos atrás, fuera de China. Ellos manejaron el comercio de la seda, el comercio de perlas. La película Shogun no es sino una leve remoción de la superficie sobre las "naves negras" Jesuitas que traficaban en todo eso, seda y perlas y oro y ópalos y cada cosa que ellos pudieran extraer del Oriente, incluyendo el opio.

La Guerra de Vietnam fue para consolidar y controlar este inmenso masivo mercado de la droga que inundaría cada ciudad americana con drogas, siendo traídas por la CIA con su Air America, y entonces distribuidas por la familia Trafficante a través de los Estados Unidos –Santos Trafficante de Miami.

Así que, tenemos la Mafia y la CIA trabajando juntos en el comercio de la droga. Tenemos la Mafia y la CIA trabajando juntos en el asesinato de Kennedy.

La primer razón por la que el General Jesuita [en aquel tiempo, Jean-Baptist Janssens] quiso a Kennedy fuera del camino fue a causa de que él iba a poner fin a la Guerra de Vietnam.

La segunda razón es que él quiso poner fin al reino de la CIA, a causa de que la CIA lo traicionó a través de McGeorge Bundy, por no dar la cobertura a los patriotas Cubanos para retomar Cuba de aquel Católico Romano, entrenado por los Jesuitas, bastardo bola de grasa –él es un bastardo, su padre fue un Nazi– Fidel Castro.

Kennedy fue traicionado por la CIA en la invasión de la Bahía de Cochinos, la cual sacrificó todos los patriotas en las costas de la Bahía de Cochinos, de modo que Castro no tuvo real oposición. Esta fue la misma táctica, usada por la CIA y la KGB en la cumbre, trabajando juntos con Angleton controlándolo, en la Revolución de Hungría, cuando la CIA fomentó aquella revolución, y luego traicionó a todos esos patriotas en las manos del ejército Soviético y la KGB, lo cual enfureció a ciertos oficiales cumbres de la CIA.

Es la misma táctica: usted levanta una revolución y usted sacrifica los hombres que verdaderamente quieren resistir. Cuando aquello sucedió, cuando McGeorge Bundy detuvo el apoyo aéreo de la invasión de la Bahía de Cochinos, aquello liquidó esa resistencia a Castro y lo entronizó en el poder. Y, desde luego, ello fue importante para los Jesuitas ya que ellos lo HABÍAN entrenado a él. De modo que ahora Kennedy lucía mal. Él fue avergonzado por ese error evidente. ¿Qué quiere entonces hacer él? Él firma un Memorándum, de acuerdo a Fletcher Prouty, y toma todo el poder de la CIA quitándoselo, y se lo da a la Junta de Jefes de Gabinete.

La CIA fue construida por los Caballeros de Malta. Uno de los fundadores de la CIA fue "Wild [*el Bravo]" Bill Donovan, un Católico Romano Irlandés, que son los más fanáticos, y su hermano fue un sacerdote Dominico, Vincent. Así que, la CIA fue fundada por este alto Católico Romano, la primer cabeza, para solidificar el control Católico o Vaticano sobre ella.

Yo no estoy en contra del pueblo Católico; yo estoy contra la jerarquía de Roma. El pueblo Católico americano no conoce NADA de lo que está sucediendo. Porque si así fuera, habría una marcha en San Patricio [*el pequeño Vaticano en Nueva York], mañana a la mañana. Así que yo estoy contra la jerarquía, estoy mostrando que Kennedy estuvo en contra de la Guerra de Vietnam, y él iba a sacar a la CIA.

Bien, los Jesuitas habían introducido los altos soldados Nazis en la CIA ya que los Jesuitas estuvieron usando la SS para matar a los Judíos en Europa. Cuando el Einsatzgruppen entró en Rusia, los Jesuitas los siguieron con los SS y purgaron Rusia Occidental de todos sus Judíos. Eso es por lo que Stalin deliberadamente mató 40.000 de sus mejores oficiales. Eso es por lo que él echó a patadas a sus mejores generales, purgándolos, a causa de que él quería asegurar que el Ejército Rojo perdiera con el avance del ejército alemán, ya que siguiéndolo venía la SS y purgaría Rusia de los Judíos que Stalin tanto odiaba. Y de paso, la justicia es siempre poética ya que la hija de Stalin se casó con un Judío.

Ahora, la CIA estaba compuesta de los SS. La CIA ahora era un brazo –y el brazo de la inteligencia– del Vaticano. Los Caballeros de Malta estaban en todo. Casey fue un Caballero de Malta. Angleton fue un Caballero de Malta. Los Caballeros estuvieron en esto y aquello. Angleton manejó el "escritorio del Vaticano", y ese es un escritorio dentro de la CIA que tenía una conexión directa al Vaticano.

Así que, Kennedy quiso poner fin a esta "comunidad de inteligencia". Eso fue su fin.

En consecuencia porque alguien intentó poner fin a la CIA, e intentó poner fin a la Guerra de Vietnam, y también a causa de que él atacó al Banco de la Reserva Federal de los Jesuitas imprimiendo Vales de los Estados Unidos, ellos se desembarazaron de él. Ellos mataron a nuestro único presidente Católico Romano.

Y eso es otra pieza de justicia poética que un Católico Romano –no Protestantes tal como Harry Truman, FDR, y otros– fue un Católico Romano quien verdaderamente trató de resistir al poder temporal del Papa en este país. Y de todos modos, aun cuando Kennedy fue, en los hechos, un socialista y comunista, al menos él resistió el poder temporal del Papa. Y por eso nosotros deberíamos estarle agradecidos y recordar su nombre.

¿Pero que le hicieron ellos a su nombre? Lo han criticado severamente. Lo arrastraron al barro. Toda vez que usted ve de él en TV, ellos se detienen delante de su carácter de mujeriego, lo cual yo no niego, pero ¡por mi Dios!, ¿no podemos nosotros darle algún crédito donde el crédito es debido? Eso es por lo que ellos se desembarazaron de John F. Kennedy.

Y entonces, desde luego, tan pronto como él fue asesinado, John McCone, la cabeza de la CIA, el día siguiente fue a la Casa Blanca y ellos revirtieron el Memorándum de Kennedy sobre terminar la Guerra de Vietnam e hicieron una guerra con carta blanca, de gran escala.

La CIA entonces es tremenda y fuertemente financiada, ya que esa fue una guerra de la CIA. Y allí ellos probaron toda su nueva tecnología, sus máquinas antigravedad, sus hombres a los que ellos trataron de hacer igual al "hombre del millón de dólares" [*personaje de serie televisiva con partes robóticas insertadas en el cuerpo, sinónimo de alta tecnología]. Ellos probaron toda su nueva tecnología en Vietnam. Ese fue su gran teatro experimental, y Kennedy lo sabía. Él lo sabía, y él sabía que el pueblo americano no tenía idea de lo que estaba sucediendo, y el trató de resistir eso, aún contra las advertencias de su padre. Ya que su padre era el más poderoso Caballero de Malta en el Imperio.

Martin: ¿Algunas teorías sobre porqué ellos eliminaron al junior? [*el hijo de Kennedy que fue asesinado después]

Phelps: Sí. De acuerdo a Tom Kuncle, en su publicación, John F. Kennedy, Jr. quiso encontrar a los reales asesinos de su padre, y él tuvo el poder de publicar la conclusión. Así que ellos lo sacaron del medio. Ellos no permitirían que eso suceda.

Martin: ¿Porqué usted no ha sido eliminado?

Phelps: A causa de que yo soy inmortal –hasta que el Señor esté completo conmigo. Yo soy un Calvinista y un Bautista, y nosotros creemos en la soberanía de Dios. Y mientras nosotros estemos operando en Su Voluntad, ellos no pueden tocarnos, sin importar cuanto sea el poder que tengan.

Martin: Es por lo que nosotros podemos estar teniendo esta conversación.

Phelps: Es por lo cual nosotros podemos estar teniendo esta conversación. No piense por un momento que ellos no están grabando este teléfono. Ellos saben de esto. El asunto esta aquí: Nosotros estamos hablando sobre un providencial, soberano Dios que desea moverse, usando segundas causas, hombres, igual a como el Diablo lo hace.

El Diablo siempre usa segundas causas, hombres. Así, está un grupo de hombres versus otro grupo de hombres, y un camino lleva a la maldad, y el verdadero, poderoso Dios guía a la bondad.

El problema es con nosotros, hay muy pocos hombres que quieren creer a Dios todavía. Nadie cree que Él puede librar todavía. Queda sólo un puñado de nosotros que dice: "Bien, nosotros haremos Su Voluntad; vamos a confiar en Él en Su Poder".

E igual que los Hebreos que estaban listos para ser tirados en el fiero horno de Nabucodonosor, nuestro Dios puede librarnos. ¡Vamos a decir la verdad!

Martin: Veamos aquí. Puedo dejar de lado un montón de estas preguntas. Ya que muchas de ellas parecen irrelevantes, en cierto modo, irrelevantes ante nuestro tiempo presente ya que hay tanto sucediendo ahora mismo. Pero, ¡por favor!, yo estoy simplemente atónito leyendo en su libro todos las cosas históricas que han sucedido como un resultado de esas malas personas. Usted dedicó el libro a cuatro Católicos Romanos de quienes, estoy seguro, ninguno [*o sólo pocos] han jamas oído, Charles Chiniquy, Jeremiah Crowley, Emmett McLaughlin, y Alberto Rivera. ¿Porqué a ellos?

Phelps: A causa de que esos hombres Católicos Romanos fueron sacerdotes; ellos dejaron el sacerdocio y dijeron la verdad sobre lo que realmente estaba sucediendo. Y todos esos cuatro hombres, excepto uno, pienso que Emmett McLaughlin, pagaron con su vida. Chiniquy fue el gran denunciante del asesinato Jesuita del Presidente Lincoln, cuando él escribió su obra maestra Cincuenta Años En La Iglesia de Roma en 1886. Él probó que Lincoln fue asesinado por los Jesuitas, y que eso fue tapado por nuestro gobierno en aquel tiempo.

Jeremiah Crowley: ese sacerdote fue un gran Irlandés que vino aquí y, viendo la corrupción de la Arquidiócesis en Chicago, que estaba tan corrupta, él la dejó y la denunció. Y, desde luego, él más tarde vino a Cristo y llegó a ser un creyente de la Biblia, por lo cual ellos le llamaron Protestante. Los Protestantes hoy no creen en la Biblia. El Protestantismo de hoy es una cáscara vacía, no es nada. Pero, atrás entonces, en 1912, ellos creían en la Biblia.

Crowley, entonces, denunció muchas cosas, y una de las cosas que el denunció, y que me ayudó a mí con esto, fue que él advirtió que los Jesuitas, con los Caballeros de Colón –quienes, él dice, los Caballeros de Colón, fueron llamados así en honor a [*Cristóbal] Colón, que él nos dice fue un Judío español y un pirata y un destructor de la inocencia de jóvenes mujeres– ese Colón no fue Cristiano.

Él tiene una tremenda sección en su libro sobre Colón. Que el propósito de los Caballeros de Colón fue cumplir las políticas Jesuíticas, y parte de esa política fue restaurar el poder temporal del Papa ya que, usted recuerda, el Papa lo hubo perdido en 1870 y ellos quisieron recuperarlo. Y ellos lo recuperaron con Mussolini en 1929.

Bien, en el libro que Crowley escribió en 1912, él dice que Taft y Teddy Roosevelt fueron todos arreados como ganado ante el Papa y los Cardenales de Nueva York. Y él dijo que ellos van a usar a nuestros militares para restaurar el poder temporal del Papa alrededor del mundo.

Y ESO fue absolutamente correcto. Eso es la política exterior americana. Y el Concilio de Trento es la política exterior americana de hoy. Eso es lo que está sucediendo en Serbia y Bosnia. Es el Concilio de Trento –los Jesuitas usando la Fuerza Aérea americana para bombardear a ese pueblo ortodoxo para hacerlo trizas. Pero esa fue la gran contribución de Crowley.

El siguiente, Emmett McLaughlin escribió varios libros. Él escribió El Padre del Pueblo; el escribió Crimen E Inmoralidad En La Iglesia Católica, mostrando que las naciones Católicas son más inicuas y más criminales que las naciones Protestantes, y él probó esto con estadísticas de las cárceles.

Emmett McLaughlin también escribió otro libro llamado. El Asesinato De Abraham Lincoln, donde él, otra vez, mostraba que Lincoln fue asesinado por los Jesuitas. Así que, Emmett McLaughlin salió de la Iglesia Católica. Para mi conocimiento, él nunca nació de nuevo. Él nunca fue salvado, pero él dijo la verdad. Él se casó con una monja, y vivió un vida virtuosa y honorable después que él renunció.

El último fue, desde luego, Alberto Rivera, quien fue grandemente odiado por el Vaticano ya que él fue un muy alto Jesuita quien salió y, en los años 60 tardíos, alrededor de 1969, denunció el poder de Roma en el movimiento ecuménico, que Roma controlaba a Kathryn Kuhlman; que Roma controlaba a Billy Graham; que Roma controlaba, virtualmente, nuestro gobierno –Ronald Reagan.

Reagan, cuando tomó el Juramento del Cargo, tenía de frente al obelisco, indicando que este país tendría finalmente un concordato. Así que, Alberto Rivera se convirtió a Cristo, maravillosamente, y el lanzó un ministerio llamado El Centro de Información sobre el Anticristo, desde los Ángeles.

Ellos trataron de matarlo cinco veces. Un dentista insertó una aguja entre sus dientes, tratando de producirle una infección en el cerebro. Cuando él ya agonizaba, alrededor de un año más tarde, ellos no habían podido encontrarla. Cada uno estaba orando por él. Y se la descubrió cuando él fue a otro dentista. Él se la removió.

Fue empujado frente a un tren subterráneo. Ellos trataron de matar al hombre cinco veces y finalmente él murió, creo que de cáncer, en un hospital, alrededor de tres años atrás. Pero esos cuatro hombres maravillosos, grandes, sacerdotes Católicos hicieron lo mejor para denunciar el poder de Roma y sus intentos de destruir nuestra nación soberana, Protestante, creyente de la Biblia. Y así, se lo dedico a ellos.

Martin: ¿Qué lo impulsó a usted a escribir este libro? ¿Qué lo llevó a esto?

Phelps: Yo siempre fui enseñado a ser un patriota, un patriota primero y por delante –América primero, y toda otra cosa segundo. Luego, cuando llegué a conocer al Señor, a los 17 años, entendí que la Biblia enseñaba la misma cosa –que el Señor ha instituido las naciones. El Señor nunca instituyó gobiernos mundiales; eso es siempre el resultado del trabajo del Diablo.

Así que, siendo un patriota y un nacionalista –creyendo en la soberanía nacional– fui salvo a los 17, entré a la Fuerza Aérea, estuve acuartelado en un área de armas nucleares por tres años en Alemania, regresé y comencé a ir a la academia Bíblica.

Cuando fui a la academia Bíblica, surgió el tema de la King James [*la mejor y más importante versión de la Biblia en el idioma inglés], como si esa fuera una versión arcaica. Y esa era la que yo usé y nunca había pensado en ella. Bien, algunos estaban usando la NIV, algunos la NASB, [*que son versiones modernistas de la Biblia en inglés], y yo pensé: "Bien, si ellos quieren usar esas, está bien, pero yo usaré la King James".

Yo encontré que el texto Griego en que se basaba la traducción de la King James, el Textus Receptus, era el texto Griego de la Reforma. Él representa el 95 % de los manuscritos existentes que nosotros tenemos hoy. Pero el texto Griego que sirve de base a todas las otras versiones era el texto Griego de Westcott y Hort, lo cual yo descubrí entonces que era realmente una conspiración para adulterar el Textus Receptus en Inglaterra, liderado por Brooke Foss Westcott y Anthony Hort, quienes eran Mariólatras, adoradores de María.

Más tarde, descubrí que ellos habían invitado al Cardenal Newman para sentarse en el comité de revisión. Bien, el Cardenal Newman fue un traidor a la Iglesia Anglicana, con su Ida 90, la cual arrojó a la Iglesia Anglicana. Él entonces dejó Inglaterra y fue entonces hecho un Cardenal por Pío IX.

Así que, aquí tenemos que el Cardenal Newman, y E. B. Pusey habían sido invitados para sentarse en este comité de revisión, el resultado final fue la producción de un texto Griego que era pro-Vulgata Latina de Jerónimo. La Vulgata Latina de Jerónimo es la base para el texto Reheims-Douay que fue publicado en 1582, que estaba intentando rivalizar con el texto inglés de William Tyndale, que más tarde llegaría a ser la Versión King James de 1611.

Así que ahora yo veo esta horrible mano Jesuita en mi academia Bíblica, intentando privarme de la Palabra de Dios, la versión autorizada de 1611, en su actual edición de 1769. Ahora, yo pensé "Bien, aquí están los Jesuitas, ¿qué otra cosa han hecho ellos?" Y la siguiente cosa a que fui guiado fue al asesinato de Lincoln. Y puedo acordarme de mí leyendo La Suprimida Verdad Sobre El Asesinato De Abraham Lincoln de Burke McCarty, recorriendo así el salón, cuando estaba en la academia. [*En la academia Bíblica luego de su regreso de la Base de la Fuerza Aérea].

Martin: Para mí, una de las más motivantes porciones de su libro fue la serie de revelaciones sobre Lincoln. Quedé atónito con eso.

Phelps: Eso es lo que ello hicieron. Recuerde, Lincoln no estaba con la Enmienda 14. [*La enmienda 14 sancionada en 1868, luego de la Guerra Civil norteamericana, establece entre otras cosas la supresión del derecho de los ciudadanos al voto en caso de participación en rebelión y que excluía a prácticamente todos los ciudadanos de los estados sureños del país]. Él quiso reingresar esos estados Sureños a la Unión en las mismas pisadas en que ellos la habían dejado, lo cual nos hubiera dejado con una República federal como Washington la hubo establecido. Eso los Jesuitas no podían permitirlo. Esto debería ser convertido en un Imperio. Los estados deberían ser provincias subordinadas a Washington. Y la Enmienda 14 podría lograr eso con la regresión de la ciudadanía. Y Lincoln había sido reelecto, y él estaba listo para detener eso, y eso fue lo que lo mató. Kennedy estuvo listo para implementar sus cosas; ellos no le dejarían ser reelecto.

Martin: Ahora algo totalmente aparte: ¿Usted se ha topado alguna vez con La Biblia de Jefferson?


 




Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis