LA IGLESIA DE LA WEB
IglesiaDeLaWeb@yahoo.com

Esclavas de Jesus

“ESCLAVAS  DE  JESUCRISTO”

 

Algunas iglesias, piensan seguir con el tema, de que la mujer no puede desarrollarse en dones o ministerios, porque en las escrituras del Nuevo testamento, dice que la mujer debe callar en la congregación. La intención divina de Dios, fue que el hombre sea la cabeza del hogar, y guía espiritual de su familia, siempre fue así y será. En cuanto a lo de hablar o enseñar, no era para la mujer, esto se aplicaba solo a la mujer casada. En el primer siglo  la mujer, era tan restringida, que no podía ir a ningún lado, sin su esposo, por lo tanto, Pablo exhortaba a los lideres, a mantener este orden, que si algo las mujeres no entendían, o no estaban de acuerdo, lo comentaran con su esposo en la casa.

Esta era una apreciación de Pablo muy acertada, en aquella época y para esa congregación Corintia, donde las mujeres gentiles de poco recato, se desaforaban muy fácilmente. Así como vemos no es esta orden, para siempre, para todas las congregaciones, ni para todas las épocas, ejemplo tenemos, que cuando Pablo llega a un acuerdo con la Iglesia de Jerusalén, en esa precisa época, era menester, que los gentiles se guardaran de sangre, y de ahogado, pero era solo una medida, momentánea, para el mejor orden y, funcionamiento de la iglesia.

El resto de las mujeres si podían hablar, 1 Cor.11:5.

Pero si es de esta época, que hay numerosas mujeres cuyos maridos, no quieren saber nada, de congregarse, o si lo hacen es esporádicamente, no para agradar al Señor sino a su esposa, otros se congregan , pero no avanzan mientras que la esposa, sigue fiel y creciendo, siguiendo al Maestro, por lo tanto es necesario que la mujer que se siente llamada en obediencia a Jesucristo, desarrolle todo su potencial, no descuidando, a su esposo ni a sus hijos, sirva al Señor con alegría.

El mismo Pablo, que en esa ocasión, aconseja a Timoteo, como pastor de la iglesia, que la mujer calle en esa oportunidad, es el mismo Pablo, que ordena Diaconisa a Febe, dejándola encargada, de la iglesia de Cencrea Romanos 16:1.

Mas aun saluda a no menos de 8 mujeres, ejerciendo ministerios, en este capitulo, muestra, a las claras el papel que desarrollan, las mujeres, cuando no se las mutilan.

Dios mismo honra a las mujeres que llevan el Evangelio, en salmos 68:11. El Señor daba la palabra, y había grande multitud de mujeres que llevaban las, buenas nuevas.

Hermanas es necesario, que no callemos cuando se trata de anunciar, las buenas noticias de salvación, es mejor agradar a Dios que a los hombres, pero eso si, con sabiduría, sujeción, y obediencia a Dios.

Recordando siempre que Dios es la cabeza de Cristo, Cristo la cabeza de todo varón, y el varón cabeza de la mujer.

En estos términos, con toda humildad, como esclavas de Cristo, sirvamos a Dios con alegría, y esmero. ¡Aleluya!

 

                    Beatriz M. de Raya.

 






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis